La constructora se ha adjudicado la remodelación de la estación del municipio de Ski y la construcción de un tramo de vía de 1,5 kilómetros al sur de Oslo, un contrato valorado en 2.500 millones de coronas noruegas, 276,4 millones de euros al cambio actual. Se trata del primer proyecto de la compañía española en el país escandinavo, según la autoridad ferroviaria noruega.

La zona de la adjudicación se encuentra 25 kilómetros al sur de Oslo y forma parte del proyecto de construcción de la Línea de Follo, que unirá esta región con la capital a una velocidad de hasta 250 kilómetros por hora y reducirá a la mitad la duración del trayecto entre Ski y Oslo.

Está previsto que el contrato se firme a principios de agosto y que las obras comiencen inmediatamente después, ha explicado la Jernbaneverket, ente administrador de la infraestructura de trenes de Noruega, en su web. En concreto, fuentes de la compañía han indicado a SABEMOS que la firma del acuerdo está prevista para el 10 de agosto.

El contrato incluye la edificación de una nueva estación en el municipio de Ski y la construcción de un tramo de vías de 1,5 kilómetros de longitud

El contrato incluye la construcción de una nueva estación en Ski, que sustituirá a la actual con una mejora de su equipamiento. En concreto, la obra ampliará a 6 vías la estación actual y la dotará de 3 andenes y de un nuevo paso subterráneo para los viajeros. Asimismo, la adjudicación contempla la edificación de un nuevo puente para tráfico rodado, una nueva terminal de autobuses, instalaciones para el aparcamiento de bicicletas, una ampliación del parking de coches y una mejora de los accesos para los peatones, así como nuevos edificios técnicos.

La otra parte del contrato es la unión de la estación de Ski con el final de los túneles que salen desde Oslo, a la altura del vecino pueblo de Langhus. Entre las actuaciones que va a completar OHL estarán el despliegue de las nuevas vías pero también la mejora de los raíles de la línea que va hasta la provincia de Østfold y varias construcciones como carreteras de acceso, equipamiento de emergencia y barreras para aislar del ruido.

OHL se ha impuesto a otras compañías que cumplieron los requisitos para entrar en el concurso, una decisión “basada en una comparación económica y la calidad del proyecto”, según reconoce la Jernbaneverket.

“La empresa designada cumple con nuestros requisitos de precios, y además cuenta con una extensa experiencia. OHL ha demostrado su habilidad para ejecutar grandes proyectos en nuevos mercados. Tanto sus soluciones técnicas como su personal competente y experto cumplen con todos nuestros requisitos. Estamos deseando empezar a colaborar con ellos”, asegura Erik Smith, director del proyecto de la Línea Folllo.

La Línea Follo

Este tramo licitado se enmarca en el proyecto de construcción de una nueva línea que una Oslo con Ski, capital de la región de Follo, la segunda con la mayor población del país escandinavo.

De los 22 kilómetros que hay entre ambas estaciones, 19,5 de ellos están compuestos por dos túneles paralelos, recientemente adjudicados a Acciona por 1.000 millones de euros. Se trata del mayor túnel de trenes de Noruega y de todos los países nórdicos, ha explicado la autoridad nacional ferroviaria.

Los nuevos trenes que circulen por la Línea Follo reducirán a la mitad la duración del viaje, gracias a la velocidad de 250 kilómetros por hora que podrán alcanzar

Además de reducir la duración del viaje a la mitad, de 22 a 11 minutos gracias a la velocidad de 250 kilómetros por hora que podrán alcanzar los trenes en estas vías, la nueva infraestructura dotará de una mayor capacidad de transporte a una zona con una demografía creciente.

Según las estimaciones noruegas, la línea de Østfold, que también une a Ski con Oslo, ha alcanzado su capacidad máxima, mientras que se espera que la población en los barrios dormitorio al sur de la capital noruega experimente un crecimiento del 30% hasta el año 2025. Ambas circunstancias, dice el ente nacional de trenes, hacían necesaria una ampliación y mejora del servicio.

El proyecto de la Línea Follo, que es actualmente la mayor construcción de una infraestructura en Noruega, se ha dividido en 6 contratos. Está previsto que las obras concluyan en 2021.