A Amazon comienzan a irle bien las cosas, ya que deja atrás los números rojos consiguiendo buenos datos de ventas y en cloud computing. Sin embargo, la compañía no puede bajar los brazos, ya que su principal rival, el gigante asiático Alibaba, también se ha dado cuenta de lo bien que funciona esto de los servicios en la nube.

Amazon ha anunciado esta semana unas ganancias de 92 millones de dólares (84,1 millones de euros) en el segundo trimestre de 2015,  unas cifras realmente sorprendentes si tenemos en cuenta que hace un año los datos de la compañía recogían pérdidas de 126 millones de dólares (115,2 millones de euros).

En los anteriores ejercicios fiscales se reflejaban fuertes inversiones en negocio y servicios, algo que hoy vemos traducido en el incremento de sus ventas en un 19,8%, hasta los 23.185 millones dólares (21.190 millones de euros).

Amazon busca seguir aumentando estas ventas, y para ello ha llevado a cabo mejoras para sus clientes Premium, como la entrega de paquetes el mismo día del pedido o las numerosas ofertas que estuvieron disponibles en ese particular Black Friday que celebraron a principios de mes bajo el nombre de Premium Day.

La división de ‘cloud’ de Amazon obtuvo ventas por valor de 1.820 millones de dólares (un 81% más que el año anterior)

Pero las buenas noticias no se quedan solo aquí, ya que la división de cloud computing de Amazon (AWS), la encargada de ofrecer servicios de almacenamiento de datos y computacionales, de los que disfrutan clientes como Netflix Inc. entre otros, ha obtenido ventas por valor de 1.820 millones de dólares, un 81% más que el año anterior. Amazon apuesta por el cloud computing, convirtiéndolo en una de sus principales claves de negocio, aunque ya comienza a sentir la sombra de Alibaba, esa que siempre parece estar tan presente.  

Alibaba muestra sus cartas

Aliyun, así se llama la división cloud de Alibaba y el mayor peligro para Amazon. La compañía china ya prevé establecer en los próximos 18 meses centros de datos en nuevos países asiáticos como India y Japón además de Oriente Medio y Europa.

Superar a Amazon es el objetivo que se ha marcado Alibaba

“El negocio de la nube será un sector muy importante para Alibaba. Esperamos igualar o incluso superar a Amazon en tres o cuatro años“, dijo Simo Hu, presidente de Aliyun, mostrando el claro objetivo que tiene la compañía de superar a los estadounidenses.

Desde luego esta declaración de intenciones supone todo un reto para Alibaba, pues Amazon Web Services ha generado 1.820 millones de dólares, mientras que sus cifras de ingresos están en 63 millones de dólares en servicios cloud computing. Aunque teniendo conocimiento de todo lo que ha conseguido la compañía asiática, dudar sobre su capacidad para convertirse en un actor internacional clave en el cloud, sería absurdo.

Amazon debe tener cuidado si no quiere verse sobrepasado por Alibaba.

La guerra que no acaba

Hoy en día parece impensable decir Amazon sin que aparezca por detrás Alibaba, y viceversa. La una no va a ningún sitio sin la otra desde que la compañía asiática diera el salto a la bolsa, y es que desde entonces se han convertido en los perfectos rivales, enzarzados en una batalla que no parece tener fin. 

Alibaba apareció como el gigante que todo lo puede derribando a héroes de la talla de eBay, PayPal, y porque no decirlo también, Amazon. Era su objetivo a batir. Sin embargo, ahora la compañía estadounidense parece comenzar a levantar cabeza, o al menos eso nos dicen los 92 millones de dólares que ha obtenido en ganancias, y claro, eso es algo que Alibaba no puede permitir.

El cloud computing se ha convertido en un servicio clave que esta dando mejores resultados a Amazon, pero del que Alibaba espera sacar pronto grandes beneficios. La guerra está servida, ahora queda por ver si la todopoderosa Alibaba logra su objetivo o desfallece a medio camino de conseguir superar a su gran rival.

Imagen | Andrés Nieto Porras en Flickr