El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, ha afirmado este viernes que ha recurrido la inspección que le ha abierto Hacienda por la tributación de sus ingresos como eurodiputado, y ha criticado duramente que las investigaciones fiscales se filtren a los medios.

“Yo estoy dispuesto a pagar hasta la pena de muerte si defraudo, pero no me parece bien que las informaciones fiscales estén en los medios”, ha dicho en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press en la que ha defendido que tiene “derecho” a esa privacidad, aunque los políticos puedan estar sometidos a “cualquier tipo de flagelación pública”.

“Puedes ser inocente y te aplican la pena de telediario”, ha lamentado Margallo, quien ha evitado culpar de las filtraciomes a su colega el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. “De mi Ministerio se filtran muchas cosas y yo estoy dispuesto a asumir la responsabilidad pero hay muchas cosas de las que no me entero”, ha reconocido.

Preguntado si las filtraciones pueden tener un objetivo político, no ha querido hacer “juicios de valor sobre nadie”, pero sí ha tachado de “chocante” que no le hayan investigado hasta ahora, que es ministro. “Eso quiere decir que el Gobierno aplica a todos el mismo rasero y eso está bien”, ha matizado después.

En sus declaraciones, Margallo ha puntualizado que lleva tributando en España desde los 23 años y que en su vida ha “defraudado un euro” y como cualquiera está sujeto a una inspección. No obstante, ha puntualizado que lo que ha hecho Hacienda en su caso es una declaración “paralela” porque hay “diferencias de interpretación” sobre cómo evitar la doble imposición en el caso de los ingresos de los eurodiputados.

Los eurodiputados españoles tributan por un impuesto europeo y también por uno español. “Es una diferencia de interpretación como la que tuvimos en el caso de las declaraciones conjuntas y separadas de los matrimonios”, ha asegurado.

El ministro está convencido de que ganará el recurso presentado, bien ante Hacienda bien “ante el Tribunal Europeo”, porque tiene “todos los informes de Europa” que dicen que el procedimiento que llevó a cabo para pagar en España “es correcto”. “He hecho unas alegaciones sobre la doble imposición que van a pasar a los manuales de Derecho Tributario”, ha añadido.