La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado con 15,5 millones de euros a Telefónica y DTS (Distribuidora de Television Digital, Canal+) por sus acuerdos y actuación concertada en la compra, reventa y explotación de los derechos audiovisuales del fútbol para las temporadas 2012-2013, 2013-2014 y 2014-2015, justo en la semana clave en la que ambas, tras la compra de DTS por la operadora, comercializan entre sus rivales los derechos de la siguiente campaña..

Cuando poco a poco se va aclarando la particular “guerrilla del fútbol” sobre la reventa de derechos por parte de Telefónica, recordar que esta semana SABEMOS adelantó que Orange había aceptado pagar su parte, la CNMC mediante una nota explica que los acuerdos por los que se impone la sanción suponen una infracción del artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia, así como del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Telefónica recurrirá la resolución de la CNMC ante la Audiencia Nacional, a la que reclamará la imposición de medidas cautelares para paralizar la sanción, según fuentes consultadas por Europa Press.

En cuanto a la distribución de la multa, 10 millones corresponden a Telefónica y 5,5 millones a DTS

En agosto de 2012, Telefónica y DTS alcanzaron dos acuerdos para la comercialización de Canal+ Liga de Campeones y de Canal+ Liga, inscritos en una actuación concertada global entre las dos sociedades para actuar de forma coordinada en la adquisición, reventa y explotación minorista de derechos audiovisuales del fútbol y “privilegiar a Telefónica en relación con el resto de operadores de televisión de pago”, asegura la CNMC.

También la Champions League

En relación con Canal+ Liga de Campeones, Telefónica supo antes que el resto de operadores la estrategia de DTS de comercializar los derechos de la Liga de Campeones de manera exclusiva a un operador de telecomunicaciones, lo que le permitió contar con más tiempo que el resto de potenciales compradores.

De esta forma, la compañía pudo “evaluar la adquisición de unos activos estratégicos muy costosos y planificar su estrategia comercial”, así como contar con “información privilegiada para evaluar las condiciones de rentabilidad y de riesgo de los mismos”, afirma el organismo.

Además, la CNMC considera acreditado que DTS diseñó unas condiciones para la subasta de Canal+ Liga de Campeones que favorecieron a Telefónica y limitaron la competencia entre operadores de televisión de pago a la hora de presentar ofertas.

Por lo que respecta a Canal+ Liga, considera que DTS diseñó su oferta mayorista “a la medida” de Telefónica y, al igual que con la Liga de Campeones, Telefónica conoció con anterioridad la estrategia y los precios de DTS, de modo que también dispuso de ventaja competitiva frente a los competidores.

“DTS privilegió a Telefónica sobre el resto de operadores de televisión de pago en la adquisición de los derechos audiovisuales del fútbol; lo que, a su vez, habría reforzado de forma indirecta la posición de Telefónica en el ámbito de las telecomunicaciones”, indica la CNMC.

En realidad, este año DTS ha privilegiado a Telefónica más que nunca. Pero, a fin de cuentas, ahora es suya…