El presidente del grupo municipal del PP de Barcelona, Alberto Fernández, y la concejal Àngels Esteller han colgado este viernes una foto de Felipe VI en el lugar donde estaba el busto de Juan Carlos I del salón de plenos del Ayuntamiento, y el primer teniente de alcalde de BComú, Gerardo Pisarello, lo ha retirado posteriormente.

Según la agencia Europa Press, Fernández ha llegado a la sala de plenos del consistorio rodeado de periodistas con un cuadro de Felipe VI, que ha situado sobre una silla en el lugar donde se encontraba el busto del exjefe del Estado, Juan Carlos I.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, defendió este jueves que la medida es mucho más amplia que retirar el busto, y ha destacado que se procederá a una revisión de la simbología de la ciudad, ya que la monarquía está “sobrerrepresentada”, y a su juicio, no se reflejan otros símbolos de la tradición local como el republicanismo.