El número uno de la candidatura soberanista ‘Junts pel sí’, el exeurodiputado de ICV Raül Romeva, ha asegurado que el acuerdo alcanzado entre CDC, ERC y entidades soberanistas para la lista unitaria “no dice explícitamente” que el presidente vaya a ser Artur Mas.

“El acuerdo no dice explícitamente que el ‘president’ será Mas”, ha declarado Romeva en una entrevista publicada este jueves por El Periódico de Catalunya en relación con el supuesto pacto para que el presidente de la Generalitat y de CDC sea reelegido para el cargo en caso de ganar las elecciones, a pesar de ir en el número cuatro de la lista.

“En estos momentos no forma parte de la propuesta porque está muy condicionado a lo que ocurra el 27 de septiembre. Según lo que pase ese día veremos cómo se organiza toda la estructura del Govern y del Parlament. No sé cómo irá, todo está condicionado al día 27”, ha explicado. En todo caso, ha advertido de que, pase lo que pase en los comicios, él no está dispuesto a votar en el Parlament contra las propuestas de izquierdas.

Lo que sí tiene claro Romeva es que, si después de las elecciones catalanas “no hay una mayoría parlamentaria para iniciar el proceso, no tiene sentido seguir” con la hoja de ruta independentista.

Asimismo, el número uno de la candidatura ha reconocido que veía con buenos ojos la lista que planteaba la CUP: “Si una lista sin figuras con cargo o responsabilidad hubiera sido posible y se hubiera pactado, me habría parecido muy bien”.

Govern: “Hablado y bien hablado”

En respuesta a estas declaraciones, la vicepresidenta del Govern, Neus Munté, ha declarado que el pacto para forjar la lista unitaria sí establece que Artur Mas continúe al mando tras el 27 de septiembre si la candidatura vence las elecciones.

“Está hablado y bien hablado”, ha aseverado en un desayuno informativo recogido por Europa Press.

El acuerdo, ha asegurado, establece un pacto de gobernabilidad para 18 meses que pasa por el hecho de que Mas continúe ejerciendo el liderazgo, y ha subrayado que el mismo acuerdo fija que es a CDC a quien le corresponde proponer el nombre del futuro presidente.