Montse Suárez critica la permisividad de los partidos políticos con los insultos machistas de sus dirigentes. Por su parte, Cristina Fallarás denuncia que vuelve el clásico “puta roja” de la derecha española.