Las estrategias corporativas de Big Data ya están aportando grandes beneficios a las compañías a pesar del gran esfuerzo que supone su implementación. Un estudio revela que 9 de cada 10 organizaciones ya han realizado o prevén realizar campañas de marketing y ventas más efectivas, mientras que el 88% anticipa un aumento de los ingresos.

El estudio, titulado The State of Big Data Infrastructure: Benchmarking Global Big Data Users to Drive Future Performance, y patrocinado por CA Technologies, señala que los cinco mayores obstáculos a tener en cuenta en la implementación de un proyecto de Big Data son: una infraestructura existente insuficiente (32%), la complejidad de la organización (27%), la preocupación por la seguridad y el cumplimiento de normativas (26%), la falta de presupuesto y/o recursos (25%), y la falta de visibilidad de la información y los procesos (25%).

Sin embargo, a pesar de todas estas dificultades, podemos decir que los beneficios que genera la utilización del Big Data hacen que las empresas apuesten por su implementación. Esto es algo que podemos ver muy claro si atendemos a que el 84% de las grandes organizaciones ya tienen o planean poner en práctica un proyecto de Big Data en el próximo año. Los directivos encuestados para la realización del estudio destacan mejorar la experiencia del cliente (60%), la adquisición de nuevos clientes (54%) o mantener su competitividad (41%) como principales factores de negocio e impulsores para el despliegue de proyectos de Big Data.

“Este estudio pone de manifiesto los beneficios de la aplicación de Big Data en una amplia gama de aspectos prioritarios para las empresas”, señala Rufino Honorato, CTO y Director de Preventas de CA Technologies Iberia. “Los resultados demuestran claramente que la gran mayoría de empresas se han comprometido a desarrollar y desplegar estrategias de Big Data plenamente integradas, y que una vez superados los desafíos asociados a la implementación, estas estrategias les ayudan a competir con éxito en la economía de aplicaciones”.

Las empresas ven el Big Data como un aspecto importante de la transformación digital en la economía de las aplicaciones, algo que además les podría ayudar a aumentar sus ingresos (lo que esperan el 88% de los encuestados), mejorar su posición competitiva (92%), tener mayor capacidad para proporcionar nuevos productos o servicios (94%) y contar con más posibilidades de desarrollar campañas de marketing dirigido con mayor eficacia (90%).

A pesar de requerir una mayor inversión, la importancia de los proyectos de Big Data les lleva a situarse como una prioridad para las empresas

El desarrollo de proyectos de Big Data requiere mayores inversiones, según señala el 98% de los encuestados, pero su importancia lleva a más de la mitad, el 56%, a considerar una prioridad ampliar sus proyectos Big Data para incorporar más fuentes de datos. Como apunte a destacar extraído del estudio, la mayor parte de los proyectos de Big Data son independientes, una de cada cinco organizaciones tiene un proyecto limitado a un solo departamento o área. 

La cantidad de datos que tienen las organizaciones se ha incrementado un promedio del 16% en los últimos dos años y se prevé que aumente en un 24% más en los próximos dos años. Y es que impulsar proyectos de Big Data como una manera de triunfar en la economía de aplicaciones es toda una ventaja. En promedio, los encuestados han experimentado mejoras de hasta un 21% derivado del éxito de sus proyectos de Big Data.