Estar utilizando una aplicación o mirando una página web y que sin darte cuenta deslices tu dedo sobre la publicidad y entres en ella. Esta es una de las cosas más molestas y que más pasa con los smartphones, pues un estudio ha revelado que un 50% de estos clics en los anuncios se realizan de forma accidental

Entrar en las páginas de publicidad sin tener la más mínima intención de hacerlo. A todos nos ha pasado alguna vez. Es algo casi inevitable si tenemos en cuenta que muchos de los anuncios que nos saltan en la pantalla del móvil son enormes, están en un lugar específico que te obliga a pinchar sobre ellos o se camuflan para confundirte.

Viendo esto, la de veces que acabamos en el lugar que no queremos por error, cabe preguntarse: ¿Cuántas personas hacen clic de forma voluntaria en los anuncios publicitarios? En respuesta a esta pregunta un estudio de la Online Publisher’s Association revela que un 50% de los clics que se realizan en los anuncios para smartphone son fruto de un accidente, no son voluntarios.

Cuando sin querer hacemos clic sobre la publicidad que nos puede aparecer mientras jugamos a un juego en el móvil para rápidamente volver a salir de ella, la acción se contabiliza como voluntaria. De este modo, el porcentaje de clics que tienen los anuncios en los smartphones es bastante alto, aunque lo cierto es que son unas cifras algo irreales que tan solo sirven para engañar al publicista o la marca.

La publicidad mueve mucho dinero, y es por ello que tener unos datos fiables sobre el verdadero número de clics que recibe un anuncio de forma voluntaria es casi imprescindible.

Colocación, apariencia y público al que va dirigido, son tres de las cosas a tener en cuenta a la hora de conseguir clics intencionados

Existen algunas fórmulas o pautas que permitirían contabilizar los clics intencionados. En las pantallas de los smartphones nos encontramos con algunas zonas sobre las que pulsamos de forma casi automática, así, si colocamos un anuncio en un lugar menos accesible, sabemos que quien haya pinchado sobre él no lo habrá hecho de forma involuntaria. Esto, eliminar las posibilidades de hacer clic sin querer, ayudaría a saber si existe un interés por la publicidad.

Del mismo modo, la inclusión de anuncios nativos que tienen una apariencia similar a la de la aplicación también nos permite medir mejor la intencionalidad de los clics, ya que no interrumpen al usuario. Podemos seguir utilizando la aplicación sin tener que caer en la publicidad, como ocurre con algunos de los anuncios que aparecen en Facebook o Twitter en forma de comentario o perfil.

También es importante la orientación de la publicidad hacia el público adecuado, ya que de esta forma nos aseguramos que si alguien accede a un anuncio es porque verdaderamente puede parecerle interesante.

Imagen | Japanexperterna.se en Flickr