Bien pueden creer en Gowex que hay vida detrás de la muerte, aunque de poco les vale. Tras el escándalo financiero y contable de hace un año, la compañía ha presentado al Juzgado de lo Mercantil de Madrid una solicitud de concurso voluntario de acreedores debido a su “situación de insolvencia”.

Esta solicitud llega más de un año después de que el expresidente de la compañía, Jenaro García, dimitiera tras reconocer que había maquillado las cuentas de la compañía y de la suspensión de las acciones de la firma que cotizaban en el MAB tras dicho fraude. En una nota de prensa, Gowex ha culpado a Jenaro García, que se niega a ceder sus acciones a otros inversores, de la falta de acuerdo con acreedores.

La firma especializada en WiFi, que ha continuado con su actividad durante estos meses y ha aplicado un plan de “viabilidad” con el fin de adaptarse a un modelo “realmente rentable” y volver a cotizar, ha indicado que para la ejecución del citado plan ha mantenido contacto con los inversores y acreedores, sin que hasta el momento se haya llegado a ningún acuerdo con ellos.

En este sentido, la compañía ha manifestado que Jenaro García se ha negado a “ceder” sus acciones a inversores que tuvieran la “voluntad de seguir” con el negocio. “Al no disponer de vía jurídica para que los inversores pudieran formar parte del capital, tampoco se ha podido cerrar negociación alguna con los bancos ni se le han podido ofertar quitas, dado que la compañía con sus propios medios tampoco podría afrontar la deuda remanente una vez aceptadas dichas quitas”, ha afirmado.

Por esta razón, y debido a los embargos llevados a cabo por la Agencia Tributaria por las subvenciones que en un pasado recibió Gowex, la firma se encuentra en una “situación de insolvencia” y no puede cumplir regularmente las obligaciones que “le son exigibles”.

Reestructuración de la plantilla

“Por tanto, se ha considerado que la mejor opción para la continuidad de la compañía y su grupo es la solicitud del concurso de acreedores”, ha señalado la compañía.

En el documento, firmado por el administrador concursal, Javier Solsona, que fue consejero del antiguo equipo gestor de Gowex, ha explicado que en el último año la firma ha llevado a cabo una reestructuración de la plantilla y, que hasta la fecha, se han atendido todos los pagos correspondientes a nóminas, Seguridad Social e IRPF.

De acuerdo con Gowex, si bien en junio del año pasado la plantilla del grupo de empresas y subcontratas excedía de 150 personas, en la actualidad la plantilla consta de 64 personas, habiéndose producido en total menos de 27 despidos. Además, se ha dado de alta a 14 personas para poder continuar con la actividad de la compañía.