Numerosos cargos públicos del partido saltan a la política nacional apenas unos meses después de haber logrado sus actas. Deberán dejar su actual ocupación si entran en la Cámara Baja, ya que la formación de Albert Rivera prohíbe ocupar dos escaños.

Ciudadanos anda justo de personal. El partido de Albert Rivera, que ha llevado a cabo en los últimos meses un fulgurante proceso de expansión nacional, carece aún de las estructuras y activos con que cuentan los partidos tradicionales tras décadas de implantación. Así, tendrán que ser concejales, diputados y hasta alcaldes recién elegidos los que asuman las candidaturas ‘naranjas’ al Congreso de los Diputados.

El personalismo del proyecto de Rivera y la unión de todo el partido en torno a él han hecho que apenas afloren otras figuras de peso político. Para combatir esta disfunción, se ha fichado a un puñado de independientes -el exdiputado de UPyD Toni Cantó, el inspector de hacienda Francisco de la Torre o la escritora Marta Rivera de la Cruz– para completar las listas de las generales, que estarán plagadas de miembros que ya se presentaron a los comicios europeos, municipales o autonómicos.

El eurodiputado Girauta lidera la lista de Barcelona, la parlamentaria andaluza Rivera la de Málaga y el diputado regional Prendes la de Asturias

El presidente del partido dejará el escaño que ocupa en el Parlamento catalán desde 2006 para instalarse en la Cámara Baja tras los comicios de finales de año, a los que concurrirá como número uno por Madrid. Los estatutos de Ciudadanos impiden a sus miembros ostentar dos cargos públicos a un tiempo, por lo que lo mismo habría de hacer la concejala de Boadilla del Monte, Patricia Reyes, si logra el acta. Reyes es quinta en la lista de Rivera, tras el líder, los citados independientes De la Torre y Rivera de la Cruz y el coordinador de Acción Política madrileño, Miguel Ángel Gutiérrez Vivas.

El candidato por Barcelona será Juan Carlos Girauta, diputado en el Parlamento Europeo desde 2014. Girauta acompañó en la lista a Javier Nart y no le ha sabido a poco el tiempo dedicado a la política comunitaria, tal y como declaró en una reciente entrevista: “durante este año ha habido tiempo para hacer muchas cosas y mi responsabilidad todavía no ha terminado”. Debe ir haciendo ya las maletas porque su circunscripción es una de las fetiche para Ciudadanos.

En otra de las provincias que más escaños reparte, Málaga, la referente del partido naranja será su portavoz en el Parlamento andaluz, Irene Rivera. Apenas siete meses en la Cámara autonómica llevará Rivera cuando ya se vea obligada a abandonarla para dar el salto al Congreso, siempre que las buenas expectativas electorales de su partido se confirmen. Una situación idéntica a la del diputado regional y ex de UPyD José Ignacio Prendes, que liderará la lista asturiana.

Ediles encabezan las listas de Granada, Almería y Zaragoza

Por decenas se cuentan los miembros de candidaturas municipales que también resultaron elegidos en primarias para optar al Congreso. Luis Salvador, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada, cree que defenderá mejor los intereses de su tierra desde las Cortes Generales, donde ya fue senador por el PSOE en su anterior etapa política. Opinión que parecen compartir los concejales de Roquetas de Mar, Diego Clemente, de Ciudad Real, Francisco Javier Fernández-Bravo, o de Teruel, Rodrigo Gómez. Ellos encabezarán respectivamente las planchas electorales de Almería, Ciudad Real y Zaragoza.

Los cuatro candidatos elegidos en las primarias de Cantabria formaron parte también de la lista autonómica, aunque en puestos de salida -del 7 al 33- que no valieron un escaño. En Ávila, uno de los lugares donde más tirón está teniendo el partido de Rivera, asumirá la candidatura el alcalde de Lanzahíta, Pedro Sierra, que en mayo se adjudicó una de las 48 mayorías absolutas de Ciudadanos.

Un militante ha imputado las primarias de Alicante, donde se impuso la exmiembro de UPyD Marta Martín

Muy controvertida ha resultado la elección de la exmiembro de UPyD Marta Martín en Alicante, donde el concejal de Denia Sergio Benito ha impugnado el proceso. Junto a Martín se hicieron con la victoria ediles de Alcoy –Laura Granados-, El Campello –María Guadalupe Sánchez– y San Vicente del Raspeig –Serafín Serrano-, cuyo paso por los consistorios habrá sido fugaz si finalmente entran en las Cortes.

Ningún escaño deberán dejar los candidatos de Santa Cruz de Tenerife y Baleares, Melisa Rodríguez y Fernando Navarro, ya que se quedaron a las puertas de lograrlo en las autonómicas. El peculiar sistema electoral de Canarias dejó fuera del Parlamento a Ciudadanos, que fue con 54.000 votos la sexta fuerza más votada. Sí entró, en cambio, el partido de Casimiro Curbelo, que con 5.000 sufragios se llevó tres escaños. Ahora la candidata ‘naranja’ en esos comicios tratará de resarcirse liderando la lista a las generales por Tenerife. Lo mismo que hará Navarro en Baleares, quien por poco no consiguió un acta regional en mayo, donde concurrió en el tercer puesto de la lista por Mallorca. C’s obtuvo dos representantes.

La relación de miembros de las listas de mayo que repiten es interminable: el concejal de Boiro (A Coruña), Jesús Ramón Chouza; el excandidato a la alcaldía de Vitoria, Rodrigo Zamora; los exintegrantes de la candidatura municipal de Cádiz María Toledo y Ernesto Navarro… Todos ellos ponen de manifiesto, además de sus ganas de hacer política desde la primera línea, que en Ciudadanos no van precisamente sobrados de recursos humanos.