El llamado caso Rato, que investiga un presunto delito de fraude fiscal, sigue complicándose. Según ha podido conocer SABEMOS, la responsable de la Oficina de Investigación del Fraude “no se considera autora” del informe en el que se concluían esos presuntos delitos. También reconoce que la denuncia fue “temprana, de posibles riesgos”.

La responsable de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF), Marga García-Valdecasas Salgado, ha testificado este pasado lunes en los juzgados de Plaza de Castilla (Madrid) en calidad de testigo a raíz de la instrucción del caso que investiga un posible delito de fraude fiscal por parte del antiguo vicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. El caso, sobre el que recientemente se ha levantado el secreto de sumario, ha ido perdiendo fuelle a medida que ha ido avanzando la instrucción. Este miércoles ha sido convocado el antiguo director gerente del FMI para declarar ante el magistrado en calidad de imputado.

La inspectora García-Valdecasas había sido llamada a declarar a finales de la pasada semana, después de que ésta enviara una respuesta por escrito al juez que instruye el caso en el negaba ser la autora del informe de 15 de abril de 2015. En su escrito, al que ha podido acceder SABEMOS (ver más abajo), García-Valdecasas se reconocía Inspectora Jefe de la ONIF, oficina dependiente orgánicamente de la Agencia Tributaria. Además, reconocía que “procedió, como es habitual, a la firma del informe presentado ante la Fiscalía de Madrid”.

Por último, la jefa de la ONIF manifiesta que “no es la persona autora del informe, sino que son los autores los funcionarios de la ONIF con los números de la Agencia Tributaria (NUMA) siguientes:

-NUMA: 13260

-NUMA: 51609″.

Es decir, que la responsable de la ONIF se desmarca al menos en parte del contenido y la metología empleados en la elaboración del informe. Precisamente las fallas del mismo y la falta de indicios reales de delito ya supusieron la reducción de las imputaciones, después de que el juez descartara que hubiera indicios de ningún delito de blanqueo, entre otros.

En la misma onda que esta versión se expresan fuentes judiciales consultadas por SABEMOS presentes en el interrogatorio. “La directora de la ONIF ha dicho que el informe, base de la denuncia por la que se detuvo al sr. Rato, se ha elaborado solo con sus datos, que pueden no ser completos por lo que se considera una denuncia temprana de posibles riesgos”.