El Ayuntamiento de Madrid dirigido por Ana Botella aprobó un concurso público para arrendar mediante la fórmula del renting la flota de camiones ligeros de los Bomberos de Madrid. Según el nuevo gobierno municipal, esta medida ha salido más cara que adquirir los vehículos para el parque móvil madrileño.

El contrato de renting mediante el cual el Ayuntamiento de Madrid tiene sus camiones de bomberos sale más caro que comprarlos para que sean propiedad municipal. Esta es una de las revelaciones denunciadas por el concejal de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato, entrevistado en SABEMOS. “El anterior equipo municipal consideró que era mucho más interesante tenerlos vía renting, entregando lo que el Ayuntamiento tiene en el momento actual. El contrato es claramente más caro que el gasto que se estaba teniendo anteriormente”, asegura.

Sánchez Mato, exactivista y ahora concejal de Ahora Madrid, ha señalado en su entrevista el caso de los camiones de bomberos de Madrid como un ejemplo paradigmático de las malas decisiones políticas tomadas durante el anterior mandato del Partido Popular. “Hay operaciones de renting, por ejemplo, que tienen que ver con un determinado concepto que puede ser mucho más lesivo para el contribuyente. Los camiones de bomberos, por ejemplo”, ha proseguido, al tiempo que ha augurado que en los próximos meses saldrán más cosas.

“Es lógico que sea un servicio más caro. Pero ¿A quién le interesa que los camiones de bomberos estén en renting? Al Ayuntamiento no, y a los madrileños y madrileñas tampoco. A lo mejor a la empresa de renting sí que le interesa”, ironizaba este economista actualmente el máximo responsable de los presupuestos municipales. Aunque en este caso concreto no ha querido especificar si dicho contrato será denunciado por si hubiere irregularidades, Sánchez Mato ha augurado sin concretar casos con derivada judicial por corrupción.

La noticia se publicó hace casi año y medio, en marzo de 2014, en el diario El Mundo. El consistorio de la capital de España anunciaba la licitación de un gran contrato para Bomberos: Con un presupuesto de 95 millones e euros, conllevaría la puesta a disposición de 159 vehículos ligeros de bomberos mediante la fórmula del renting.

En jerga empresarial, el renting es una medida similar al alquiler de un vehículo a largo plazo. Mediante este contrato, la empresa arrendadora le compra un vehículo nuevo al cliente, según su gusto y estándares, y se lo pone a su disposición. A cambio el cliente paga una cuota mensual o anual por el disfrute del vehículo. En el contrato de renting se suele incluir también los gastos del seguro y de mantenimiento.

El contrato con CaixaRenting, que finalmente se quedó en torno a 85 millones de euros para cuatro de los siete lotes del concurso (dos quedaron desiertos), incluye el mantenimiento integral así como el seguro para cubrir las contingencias que puedan surgir durante su uso en el servicio. El período de alquiler variará, en función del tipo de vehículo, entre los 5 y los 12 años. CaixaRenting confió el suministro de los vehículos al Grupo Industrial Iturri, líder en fabricación de vehículos contra incendios en el sector de emergencias.

Imagen | Flickr – M. Peinado