La secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, se ha mostrado contraria a la aplicación de las ecotasas en Baleares por entender que conlleva pérdida en el número de turistas y en la actividad económica.

Borrego ha insistido, citada por Europa Press, en que su rechazo se basa en “datos objetivos” y ha apuntado que en el bienio 2002-2003, cuando se implantó por primera vez la ecotasa en dicha comunidad, “se perdió un millón de turistas”.

A juicio de la secretaria de Estado, Baleares es una comunidad en la que “la mayor parte” de la actividad económica “depende del turismo”, un sector que ha sido “clave” en la recuperación económica. “Si se le quieren poner puertas al campo, pongámoslas, pero yo creo que no se puede poner una tasa que pueda ser disuasoria para la visita de los turistas”, ha subrayado.