Dos comisiones, dos, han puesto en marcha Ciudadanos y Podemos, con el apoyo del PSOE, para repasar los últimos ocho años de gestión en la Comunidad de Madrid. Se aprobaron la semana pasada en la primera votación que pierde el PP en 20 años. ¿Su objetivo? Desnudar la gestión de Esperanza Aguirre e Ignacio González durante las pasadas dos legislaturas.

La primera de estas comisiones, la de estudio del endeudamiento y la gestión, que tras acuerdo con el resto de partidos estará controlada por Podemos, ha comenzado ya a rodar y, según informaron a SABEMOS fuentes de la Asamblea, tienen ya elegido su primer objetivo: la polémica construcción y gestión privada de hospitales en la región. Y es que lo tiene todo: sobrecostes, incrementos discrecionales de las sumas a pagar, centros cerrados por los que se paga millones de euros, dudas sobre la sensatez de los proyectos…

En realidad, entre los primeros puntos que se fija como objetivos la comisión, todos están relacionados con los hospitales:

  • Estudio de los sistemas de concesión-colaboración de hospitales y servicios derivados a la iniciativa privada.
  • Evaluación de la organización de los procedimientos de contratación de suministros, equipamientos y otro material sanitario.
  • Evaluación de los sistemas de “facturación intercentros”. Con especial detalle de los que tienen lugar entre centros sanitarios públicos y privados, en el marco de las conductas implantadas de “derivación de pacientes” y “servicios”, que han proliferado en las últimas Legislaturas.
  • Evaluación impactos económicos (públicos y privados) que la organización por distritos sanitarios ha podido tener sobre el gasto público y de todos los madrileños.

Si bien es cierto que los tribunales ya pararon la externalización puesta en marcha por el Gobierno en seis hospitales (Infanta Sofía, Infanta Leonor, Infanta Cristina, Del Henares, Del Sureste y del Tajo), todavía hay mucho que decir sobre cómo se construyeron muchos centros en la Comunidad, y sobre cómo se gestionan aún algunos. En el periodo que será analizado se construyeron diez centros en la Comunidad, con Sacyr, OHL, Ploder o FCC como algunos de los protagonistas, entre las constructoras, y con el imperio IDCsalud de Víctor Madera, y en menor medida Ribera Salud, como los concesionarios.

La comisión de endeudamiento comenzará a partir de ahora a visitar centros, servicios, e instituciones y recibirá a responsables institucionales expertos en la materia.

Comisiones conectadas.

La comisión de endeudamiento y la de corrupción estarán conectadas, de manera que cada irregularidad detectada en la primera, será analizada en la segunda. ¿El objetivo? Realizar un análisis detallado de la “corrupción institucional” en los últimos años. Fuentes próximas a Ciudadanos admiten que el objetivo es que se exijan, de una vez por todas, responsabilidades políticas, y que quienes hayan sido atrapados en prácticas incorrectas sean apartados de la profesión.

En el PP esperaban mucha más docilidad por parte del partido de Albert Rivera, pero no la van a tener. Los naranjas en la Asamblea quieren demostrar que el acuerdo de investidura fue sólo eso, y están más que dispuestos a convertirse en un azote desde la oposición, como ya lo fue UPyD. Si José Manuel López, de Podemos, decía hace poco que Cs era sólo una muleta para sostener el bipartidismo, el acuerdo reciente al que ha llegado con los naranjas le ha hecho comerse sus propias palabras.

El escándalo de IDCsalud y Collado-Villalba, a debate.

El grupo parlamentario socialista en la Asamblea aprovechó las primeras sesiones para tratar un tema muy relacionado con los trabajos de la comisión de estudio: En una proposición no de ley, insta a renegociar el contrato con IDCsalud de concesión de la atención especializada del Hospital de Collado-Villaba para revertir su gestión al Servicio Madrileño de Salud, integrándola con la del Hospital Universitario de Puerta de Hierro-Majadahonda y la del Hospital de El Escorial.

La exposición de motivos es de lo más esclarecedora:

El Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid decidió (…) privatizar con contratos de concesión la atención especializada de las poblaciones que actualmente tienen como referente los hospitales de Valdemoro (aprox. 112.000 habitantes, abierto en 2007), Torrejón (aprox. 138.000 habitantes, abierto en 2011), Móstoles-Rey Juan Carlos (aprox. 171.000 habitantes, abierto en 2012) y Collado Villalba (aprox. 111.000, abierto en octubre de 2014).

A finales de 2012, el Gobierno del PP de la Comunidad incluyó en la Ley 8/2012 (de Medidas Fiscales y Administrativas) la privatización por este sistema de seis hospitales (San Sebastián de los ReyesNorte, Arganda-Sureste, Coslada, Aranjuez, Parla-Sur y Vallecas), un proceso que fue paralizado por decisión judicial, y por una intensa movilización ciudadana y profesional en contra.

La génesis del Hospital Collado-Villalba comenzó el 1 de agosto de 2008 con un convenio entre el Ayuntamiento de Collado-Villalba y la Comunidad de Madrid para la reserva de una parcela para el futuro hospital. No consta estudio alguno de planificación sanitaria. Este contrato de concesión administrativa de Atención Especializada afecta a unos 111.000 habitantes (…) con una cápita inicial de 580 Euros/persona/año.

La adjudicación definitiva se realizó el 10 de septiembre de 2010 a la empresa Capio (ahora IDCSalud) por un plazo de 30 años y 1.817 millones de euros. La inversión total prevista fue de 201 millones (108 millones iniciales, más 93,2 de reposición), con un plazo de ejecución de 18 meses.

La apertura del hospital, estaba inicialmente prevista para 2011; luego fue presupuestada para 2012 con 21,9 millones, partida anulada en el Anexo VI A Sección 17 de la Ley 4/2012 de Modificación de la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para el año 2012, y de medidas urgentes de racionalización del gasto público e impulso y agilización de la actividad económica. Finalmente, el hospital fue puesto a disposición de la Administración el 1 de enero de 2013. Por estar terminado pero cerrado, se firmó el 1 de octubre de 2013 una adenda al Contrato que compensara a la empresa concesionaria por la amortización y mantenimiento del hospital, hasta que entró en funcionamiento en octubre de 2014. Así pues, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha pagado a la empresa concesionaria un total de 25,4 millones de Euros estando el hospital cerrado, es decir casi un 25% de la inversión inicial.

Lo que está claro es que, con estas investigaciones, se va a poner en duda el trabajo de gobierno de Esperanza Aguirre e Ignacio González. La pregunta es cómo reaccionará Cristina Cifuentes, cada vez más reforzada en su puesto y con posibilidades de presidir el PP madrileño. ¿Cómo encontrar el equilibrio entre limpiar el partido y, al mismo tiempo, no perder aliados clave en el mismo?