Si se comparan los datos aportados por el sector de la tauromaquia en España con el Producto Interior Bruto español de 2014, esta actividad no alcanza el 1,5% de la economía española ni en las estimaciones más optimistas.

José Ortega Cano se ha referido al peso de la fiesta nacional en la economía española, durante una intervención en el programa Espejo Público de Antena 3. Según el diestro, “la fiesta de los toros ingresa el 1,5 del poder de interer bruto (sic.)”.

Si con estas declaraciones quería afirmar que la tauromaquia genera un 1,5% del PIB, Ortega Cano estaría sobrestimando su poder.

Un estudio cifra el impacto económico de las corridas en 3.559 millones, un 0,33% del PIB, frente al 1,5% que ha mencionado Ortega Cano

La Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet) publicó un estudio recientemente en el que cifraba el impacto económico de las corridas en 3.559 millones de euros, entre efectos directos e indirectos, tal y como recogió el diario económico Expansión.

Si se tiene en cuenta que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el PIB español alcanzó el año pasado los 1,058 billones de euros, los toros supondrían un 0,33% de la producción española.

No obstante, hay que tener en cuenta que los ingresos directos se limitarían a 680 millones entre venta de entradas, emisiones de televisión, venta de la carne de las reses y servicios de bar de las arenas españolas, entre otros conceptos. Una cifra que supone tan sólo un 0,06% del PIB.

De esta estimación se eliminarían impactos positivos como el que podría tener en el turismo, que la Anoet estima en 1.610 millones de euros al año de manera indirecta e inducida.

Es decir, que “los toros”, entendidos como actividad en sí misma, ingresan de manera directa 25 veces menos de lo que ha afirmado el torero.

Foto: Flickr – Russ Bowling