El grupo Tzaneen International era el único participante en la puja por el aeropuerto, tasado en 40 millones de euros y con una deuda de 500 millones. La administración concursal tiene hasta mediados de septiembre para buscar otro comprador que ofrezca 28 milloes (el 70% de la tasación) o la compañía china se quedará las instalaciones por 10.000 euros.

La única empresa que podía presentarse este viernes a la subasta judicial del aeropuerto de Ciudad Real, el grupo chino Tzaneen Internacional, ha ofrecido 10.000 euros al contado por la infraestructura aeroportuaria, de la que están excluidos los terrenos aledaños. Se trata de una cantidad legal porque la subasta se realizaba sin precio mínimo de salida, informa Europa Press.

Sin embargo, como el precio ofrecido por la compañía china es inferior al 70% del valor de tasación impuesto por la administración concursal –28 millones de euros sobre una tasación de 40 millones–, ahora se ha abierto un nuevo plazo para que cualquier empresa pueda mejorar esta oferta antes del 14 de septiembre. Si en ese plazo nadie ofertara al menos 28 millones de euros -, el aeropuerto quedaría en manos de Tzaneen, sin deudas, por 10.000 euros.

Tzaneen International ha justificado su propuesta durante el acto de subasta en que el aeropuerto en sus condiciones actuales –con licencias suspendidas, sin ingresos y con una significativa cantidad de gastos inevitables– “arroja un valor negativo conforme a todos los métodos”. Los 10.000 euros se han ofrecido al contado, y como cantidad que “se considera superior al valor activo real subastado”, han indicado durante el acto.

La secretaria ha respondido antes de escuchar esta oferta a las alegaciones planteadas por CR Aeropuertos y Griffin Pegasus que han intentado paralizar el proceso de subasta con varios escritos presentados de forma anterior y su recordatorio durante el acto. Ambas alegaciones se han rechazado al considerar que seguirán su curso judicial independientemente del desarrollo de la subasta que se ha cerrado con esa única cifra de 10.000 euros. Para la administración concursal esa cantidad ofertada es “ínfima”, por lo que señalaron que sólo atienden a un escenario en el que alguien oferte ese mínimo 28 millones de euros antes del 14 de septiembre.

El aeropuerto de Ciudad Real entró en concurso hace cuatro años y está inoperativo desde 2012. El complejo en venta comprende la pista de despegue, la terminal, diversos hangares, la torre de control y aparcamientos. El aeropuerto, con una deuda superior a los 500 millones de euros, comenzó a operar en 2008, pero cerró su pista de forma definitiva en 2012 tras pasar por sus instalaciones menos de 100.000 pasajeros. Entre los accionistas del aeropuerto fantasma figuran el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), al que le fue trasladada la participación de Caja Castilla-La Mancha (CCM) en esta infraestructura, e Iberdrola, que ostenta un 9,92 por ciento del aeropuerto. El volumen inicial de inversión del proyecto sumaba unos 1.000 millones de euros, pero según medios locales solo se habrían ejecutado unas dos terceras partes de este importe, informa Reuters.