El ministro de Industria recuerda que el competencia autonómica legislar sobre el negocio del alquiler vacacional y reclama que “no se restrinja la práctica, pero sí la oferta desleal a la oferta reglada”.

El Gobierno encomendó hace casi dos años a las comunidades autónomas que regularan en sus territorios la actividad del alquiler vacacional. Sólo seis regiones lo han hecho ya, con normativas que por lo general no han gustado ni a los dueños de viviendas de uso turístico, ni al sector hotelero que siguen viendo demasiado laxa la regulación de un negocio que se ha convertido en competencia directa para los alojamientos reglados. Y a cualquier miembro de Gobierno que le preguntan sobre el tema se remite a que la competencia en la materia es de los gobiernos regionales y entona un a mí que me registren.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha recordado hoy, sí, que la competencia para regular las viviendas de uso turístico recae, en efecto, en las comunidades autónomas. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Soria ha subrayado que hace seis meses convocó un Consejo Sectorial de Turismo, en el que están representadas todas las CCAA, para intentar que se homogeneicen al máximo las normativas sobre la materia en cada una de las regiones.

“No hay que restringir una práctica que crece no sólo en España y en Europa, sino en el mundo entero. Pero sí hay que velar por que no haya competencia desleal a la oferta de alojamiento reglado“, ha apuntado el ministro. “Son las comunidades las que deben legislar y regular, pero no para prohibir [el alquiler turístico], sino para promover la competencia real y evitar la competencia desleal”.

El enfrentamiento público, y también en los despachos, entre los hoteleros y el sector del alquiler es evidente. Con cruce de acusaciones, con publicación de informes económicos con visiones radicalmente contrapuestas, con presiones a las Administraciones…Los hoteles acusan al alquiler de ejercer una competencia desleal al poder ofrecer mejores precios por no tener que cumplir las más de 200 exigencias que deben atender los alojamientos reglados.

En paralelo, Soria ha apuntado una previsión de que el número de pernoctaciones turísticas crecerá un 20% durante este verano. “El nivel de ocupación en algunos lugares de la costa va a llegar al 90%”,  ha subrayado, al tiempo que ha indicado que la ocupación en los destinos del interior rondará el 70% durante la temporada estival. Incrementos que se deben tanto a la recuperación de la demanda nacional como al boom de llegadas de turistas extranjeros. En este sentido, el ministro ha explicado que, “si todo continúa así”, con crecimientos del número de turistas de alrededor del 5 %, “este año será nuevamente un año récord” en visitas de viajeros internacionales.