El área de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto de la capital, capitaneada por el concejal Pablo Soto, impulsará presupuestos participativos y consultas ciudadanas cuyas decisiones serán vinculantes para el Ejecutivo de Ahora Madrid aunque son conscientes de que no lo serán “para todos los representantes” políticos en el Ayuntamiento “porque el marco jurídico no lo permite”.

Así lo ha explicado Pablo Soto en la comisión del ramo, que ha detallado sobre las consultas ciudadanas que cualquier vecino o colectivo podrá hacer una propuesta al Ayuntamiento, lo que dará paso a una fase de recogida de apoyos y avales y, cuando se alcance un determinado umbral, el Consistorio desplegará un grupo de trabajo sobre esa iniciativa. Si la alcaldesa, Manuela Carmena, hace suya esa propuesta se propondrá y consultará a la ciudadanía.

“Lo estamos adaptando al marco jurídico de este Ayuntamiento para conseguir una participación real y vinculante aunque no (lo sea) para todos los representantes porque el marco jurídico no lo permite aunque este gobierno si estará vinculado por decisiones de ciudadanos en consulta”, ha expuesto.

En cuanto a los presupuestos participativos, Soto ha concretado que se trata de aplicar el modelo que ya se está aplicando en ciudades como París, Reikiavik, Grenoble o Nueva York, por el que cualquier persona o colectivo puede hacer una propuesta, por ejemplo, la petición de un nuevo parque, con la intención de que puedan incorporarse en el presupuesto de inversión del Ayuntamiento.