La operadora que preside Luis Miguel Gilpérez ha vuelto a conseguir un contrato en Telemadrid. Después de la polémica suscitada el año pasado por la externalización de la emisión de su señal, un megacontrato de 30 millones de euros, el grupo acaba de firmar un acuerdo mucho más económico para el suministro y mantenimiento de equipos informáticos, por 362.000 euros, con una rebaja del 22% sobre lo fijado en el pliego.

El año pasado, Telemadrid provocó críticas en el sector audiovisual después de licitar la externalización de la emisión de su señal a Telefónica, la segunda oferta más cara, lo que provocó en su momento un notable enfado por parte de Mediapro o Secuoya, que no entendían que el pliego de las condiciones técnicas les dejase en mal lugar, habida cuenta su experiencia, y teniendo en cuenta que habían presentado ofertas más económicas.

En su momento se relacionó la adjudicación del contrato con el hecho de que el entonces director general del Ente, José Antonio Sánchez, tenía una larga trayectoria profesional en Telefónica. Una trayectoria que comparte, en menor medida, el actual director, Ángel Martín Vizcaíno, quien formó parte del consejo de administración de Vía Digital.

En todo caso, el contrato de ofimática no es el único que puede llevarse Telefónica con Telemadrid en los próximos meses. Están ya licitados el contrato de telecomunicaciones, por 432.000€, y el servicio de difusión de contenidos por Internet, por 120.000€.