Renfe lanzará el próximo mes de septiembre su anunciado contrato de compra de nuevos trenes AVE de 1.100 millones de euros, según informó el presidente de la compañía, Pablo Vázquez.

El número de unidades del pedido aún no está definido, si bien se estima que supondrá la adquisición de unos 40 nuevos trenes que se sumarían a la actual flota de la compañía.

Se trata de un “contrato marco” por el que el fabricante o fabricantes que resulten adjudicatarios suministrarán los trenes a Renfe de forma progresiva en el tiempo, en el horizonte de la próxima década. Las entregas se programarán en función de las necesidades de la compañía, de la demanda de viajeros y de la puesta en servicio de nuevas líneas.

Renfe trabaja ya con “entidades financieras públicas y privadas” para diseñar la financiación de esta compra de trenes, según detalló Vázquez en rueda de prensa.

El contrato supondrá la primera gran compra de trenes que la compañía pública abordará en al menos última década y se lanzará mientras el Ministerio de Fomento ultima la apertura a la competencia del transporte de viajeros en tren.

Imagen | Flickr – Vivir el tren