Norwegian Air Shuttle ha registrado unas pérdidas de 24,1 millones de euros en el primer semestre, frente a los 52,5 millones de euros en el mismo periodo del año anterior, según recoge Europa Press.

Hasta junio, la facturación de la empresa aumentó un 15%, hasta los 1.117 millones de euros, mientras que registró una pérdida neta de explotación (Ebit) de 23,8 millones de euros, frente a un beneficio operativo de 29,7 millones de euros alcanzado en 2014. De enero a junio, la compañía registró gastos de 964,3 millones de euros.

Los gastos ascendieron a 1.086 millones de euros en los primeros seis meses del año, un 3% superior al mismo período un año antes.

En concreto, se registraron aumentos tanto en gasto de mantenimiento técnico (+39%); ventas y distribución (+32%) y servicios en tierra (+13%), así como tasas aeroportuarias, personal y gastos operativos. En cambio, el coste de fuel cayó un 15%, hasta los 279,3 millones de euros frente a los 329 millones de euros de un año antes.

Para la compañía noruega, de enero a junio ofertó un 7% más de asientos por kilómetro, mientras que el tráfico de pasajeros repuntó un 15% y el transporte de pasajeros se incrementó en un 6%, hasta los 12 millones de viajeros. Estas cifras son similares a las registradas durante el segundo trimestre de 2014, período en que transportó cerca de siete millones de pasajeros.

36,7 millones de ingresos

En el segundo trimestre, la aerolínea registró un beneficio neto de 36,7 millones de euros, el triple que en el mismo periodo del año anterior, cuando ganó 14,5 millones de euros. La compañía aérea noruega aumentó sus ingresos un 16%, hasta los 661 millones de euros, mientras que su Ebit salió de pérdidas con 58,7 millones de euros.

“Ha sido un buen trimestre para Norwegian con un crecimiento positivo en la red aérea, sobre todo en el largo radio”, valoró el consejero delegado de Norwegian, Bjorn Kjos.

Imagen | Flickr – Torsten Kellotat