La asociación que agrupa a una treintena de los mayores grupos empresariales del turismo español reclama que los dueños de apartamentos turísticos paguen el IVA como medida para contener un fenómeno desbordante que crea menos empleo y que inyecta menos ingresoa a la economía española que la actividad de los hoteles.

Las grandes empresas del turismo español siguen en pie de guerra contra la viviendas de uso turístico. El alquiler vacacional se ha embarcado en un auténtico boom de oferta y también de demanda. Y desde el sector turístico, singularmente desde el hotelero, lo ven como una competencia desleal, dado que los apartamentos no tienen que cumplir casi ninguna de las más de 200 normas con que lidian los establecimientos reglados.

Y el diferente tratamiento legislativo y también fiscal hace que haya un diferencial de costes de 17 euros por cada plaza de alojamiento y día, lo que permite a los apartamentos ofrecer mucho mejores precios, según Exceltur, el lobby que agrupa a una treintena de las principales empresas del sector. La actividad del alquiler vacacional está regulada sólo en algunas comunidades autónomas, con normativas que las empresas turísticas consideran demasiado laxas y que, en cualquier caso, los dueños de los pisos de alquiler por lo general no estarían cumpliendo. Desde el sector turístico también se insiste en que el alquiler también esconde una gran bolsa de fraude fiscal.

Exceltur reclama al Gobierno que reforme los requisitos actuales y que todos los propietarios de apartamentos de uso turístico paguen el IVA por alquilar los inmuebles. Actualmente, el IVA sólo lo deben pagar las empresas que se dedican al alquiler turístico, pero todos los particulares que desarrollan la misma actividad están exentos del abono del impuesto. La asocición entiende que esta medida acortaría el diferencial de costes que actualmente existe entre el alquiler turístico y los alojamientos reglados. Esto es, Exceltur entiende que pagar el IVA haría que el precio de los alquileres fuera necesariamente mayor, lo que serviría para frenar el crecimiento desbordado en que se ha instalado esta actividad.

Según las estimaciones del propio lobby, si no se adopta ninguna medida para poner coto al boom del alquiler, resulta factible que la demanda de la vivienda de uso turístico registrara incrementos anuales del 9% durante los próximos años, frente a un crecimiento de sólo el 0,9% anual de la demanda de los alojamientos reglados. Sin embargo, si se elimina la exención del pago del IVA a los particulares las pernoctaciones en viviendas de alquiler crecerían a un ritmo del 2,6% anual y las de los hoteles y hostales lo harían un 3,7% cada ejercicio entre 2015 y 2018.

Fuente: Exceltur.

Y estos muy diferentes escenarios para el turismo nacional se traducirían también en muy diferentes impactos económicos. Según los cálculos de Exceltur, imponer el pago del IVA y frenar la burbuja del alquiler generaría durante la próxima legislatura, entre 2015 y 2018, hasta 2.250 millones de euros adicionales en ingresos del turismo para la economía española, serviría para crear 39.800 empleos extra y elevaría los ingresos fiscales para las arcas públicas en 742 millones de euros.

“Arranca la nueva legislatura para comunidades autónomas y ayuntamientos y lo hace con el turismo en el ojo del huracan. Lo hace con medidas punitivas y restrictivas, en lugar de estimulantes con un sector que es el verdadero tractor de la economía española”, ha subrayado hoy el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda”. “Moratorias a proyectos turísticos, nuevas tasas al turismo, regulaciones contradictorias en algunas regiones. No es el mejor punto de partida. Sorprende en el extranjero que, en un país tan potente como España, de repente parece que se repudia el turismo”.

Y es que desde Exceltur lo que se pide, muy al contrario, es que se potencie el turismo y que se potencia, en concreto, el turismo en alojamientos reglados. “No está habiendo un análisis en profundidad del fenómeno que se está produciendo en España. Si hay que discriminar hay que hacerlo a favor de los establecimientos que más empleo y más derrama económica genera en los destinos, es la única forma de asegurar la sostenibilidad del modelo turístico”, ha explicado Zoreda.