IAG, que se postula para adquirir el 100% del capital de Aer Lingus por 1.400 millones de euros, ve más cercano el éxito de la operación tras la aprobación de por la Junta Extraordinaria de Accionistas de la irlandesa de dos acuerdos necesarios para la compra.

En concreto, los accionistas de Aer Lingus han aprobado “los acuerdos de Conectividad y el acuerdo de otorgar la Aprobación prevista en la Norma 16”, facilitando así la aceptación formal de la oferta pública de adquisición (OPA) de IAG, grupo formado por Iberia, British Airways y Vueling, según recoge Europa Press.

Estos acuerdos hacen referencia a la gestión de los ‘slots’ -derechos de aterrizaje y despegue- en el aeropuerto de Heathrow de Aer Lingus, así como la concesión especial al ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, respecto a la aprobación o limitación de venta o tranferencia de éstos.

IAG ha recibido además la notificación del Departamento de Justicia de Estados Unidos por el cual se concluye “satisfactoriamente” el proceso de revisión de la oferta, que sigue sujeta a las condiciones del Apéndice I del Documento de Oferta, “que aún no se han satisfecho”.

Esta declaración hace referencia al último paso pendiente, que es la aprobación de más del 90% de accionistas de la OPA de Aer Lingus por la cual IAG obtendría el control de la empresa. El primer plazo oficial para conocer el porcentaje de suscripción está fijado hasta las 17:00 hora local de Irlanda, aunque es prorrogable.

Pendiente desde mayo

El pasado día 10, IAG adquiría el 29,8% de las acciones de Aer Lingus en manos de Ryanair, tras la oferta formal realizada el 19 de junio. La ‘low cost’ de Michael O’Leary puso en venta en mayo de 2012 su participación en la aerolínea irlandesa. Ya el pasado 26 de mayo, IAG ofrecía 2,55 euros por cada acción de Aer Lingus, incluyendo un dividendo en efectivo ya acordado de 0,05 euros por título, hasta cifrar en 1.400 millones la adquisición.

El ‘holding’ envió una primera oferta de 2,30 euros por acción y una segunda mejorada de 2,40 euros en efectivo por cada título de Aer Lingus, ambas rechazadas por el consejo de administración de la irlandesa.

La intención de IAG es operar Aer Lingus como un negocio separado de su marca, equipo directivo y operaciones, con vuelos en Irlanda, así como beneficiarse de la pertenencia a un grupo de mayor tamaño y del ‘hub’ en Dublín.

Imagen | Flickr – Aero Icarus