Las compañías de España con presencia en el país heleno han vivido con tranquilidad la última negociación de Tsipras con Europa debido, en parte, a la escasa presencia que queda, pero también por la normalidad con la que vienen operando en el mercado.

El acuerdo del Gobierno heleno con el Eurogrupo ha llegado para calmar a los mercados europeos de deuda soberana, volubles como un mozalbete lleno de hormonas adolescentes. Pero las empresas españolas consultadas por Sabemos han reiterado su tranquilidad ante cualquier escenario que pueda darse en este país, mientras la inestabilidad política continúa.

La calma en parte se debe a que el sector privado de España ha ido reduciendo su exposición al país, de forma que las inversiones han pasado de los 1.122 millones de euros inyectados en 2008 a los 2,5 millones del año 2014, según los datos del ICEX.

Ferrovial mantiene una presencia testimonial en Grecia, con una participación del 33% en una concesión de autopistas

Un ejemplo de la baja intensidad de las firmas españolas en el país de Zeus es el de Ferrovial, que tiene una presencia “testimonial” en la zona, según han explicado a Sabemos fuentes del sector.

El grupo constructor y de servicios contaba con una participación en un consorcio que construyó dos autopistas en Grecia. En la actualidad, sólo mantiene una posición del 33% en la concesión que explota estas infraestructuras.

Normalidad económica

Otras compañías que sí tienen una presencia más activa en el mercado heleno han destacado la normalidad con la que vienen desarrollando su actividad en los últimos años, pese a la incertidumbre que se ha mantenido desde el comienzo de la crisis de 2008, también en las últimas y convulsas semanas.

Es el caso de Mango, que entró en este estado mediterráneo en 1995, donde ahora cuenta con 16 establecimientos.

“Las tiendas de Mango en Grecia siguen funcionando con normalidad, como siempre. Sobre la marcha, iremos adaptando nuestra estrategia”, dicen desde la cadena de moda

“Las tiendas de Grecia siguen funcionando con normalidad, como siempre”, han indicado fuentes de la compañía. “Sobre la marcha, iremos adaptando nuestra estrategia”, han añadido, refiriéndose a los hipotéticos escenarios que pudieran darse en el futuro.

También tiene una dilatada experiencia en el país del Peloponeso la eléctrica Iberdrola, que en 2004 entró en el capital de la empresa Rokas. En 2008, la firma española efectuó una oferta pública de adquisición para hacerse con el total del accionariado, que ha seguido en manos de la compañía hasta el día de hoy.

En la actualidad, han precisado fuentes de Iberdrola a Sabemos, la empresa cuenta con 260 megavatios de potencia instalada en el país heleno.

“No hemos tenido nunca ningún problema de pagos”, han explicado las fuentes consultadas sobre la situación de Rokas, al tiempo que han subrayado que “respetan todas las situaciones” que se pudieran producir en el país.

Por su parte, desde Imaginarium también han explicado que la situación de la compañía “no ha cambiado nada, a pesar de lo acontecido en el país en las últimas semanas”. “Nuestra estrategia no ha cambiado, las tiendas continúan abiertas y por el momento no nos planteamos ningún cambio en el corto plazo”, han dicho las fuentes consultadas.

 

Foto: Flickr – Francisco Antunes