La comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles, por un estrecho margen, la propuesta de la Comisión Europea de crear un sistema europeo de registro de datos de los pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés), un instrumento que reclaman los Estados miembros y Estados Unidos para luchar contra el terrorismo internacional pero que la Eurocámara mantenía bloqueado por falta de garantías en la protección de datos personales.

La propuesta, con las enmiendas de la Eurocámara, ha sido aprobada por 32 votos a favor y 27 en contra, mientras que el mandato para el inicio de las negociaciones sobre esta materia con el Consejo Europeo ha sido aprobado con un margen más amplio (36 a favor, 14 en contra y 8 abstenciones).

El Parlamento Europeo reclama, en sus enmiendas, mayores “garantías” respecto a la protección de la intimidad de los pasajeros y exige que los datos facilitados por las compañías aéreas solo puedan ser utilizados para “prevenir y detectar” delitos de terrorismo y otros crímenes transnacionales considerados “grave”.

La lista de delitos fijada por los eurodiputados incluye la trata de seres humanos, la explotación sexual de menores, el tráfico de drogas, el tráfico de armas, municiones y explosivos, el blanqueo de dinero y el cibercrimen.

También aboga, según precisa la agencia Europa Press, por que el sistema se aplique en los vuelos internacionales con punto de partida o de salida en la Unión Europea, pero no en los vuelos intracomunitarios, entre Estados miembros. Los eurodiputados plantean exigencias para que asegurar la legalidad de todo almacenamiento, análisis, transferencia y utilización de los datos recogidos por este sistema.