Cinco playas españolas contarán con la ayuda de estos drones salvavidas que colaborarán con los socorristas en las tareas de rescate. Una iniciativa impulsada por Vodafone con la que se pretende reducir el número de muertes por ahogamiento.

Desde hoy y hasta el 15 de septiembre, las playas de Cabopino (Marbella), Ribadesella (Asturias), Isla (Cantabria), Cartagena (Murcia) y Benalmádena (Málaga) cuentan con drones socorristas que facilitarán las tareas de rescate.

Y es que mediante la utilización de estos robots se pretende atender a las víctimas de una forma más rápida, ya que el dron podría llegar al lugar del accidente mucho antes que un socorrista. La idea es que ante un accidente, el dron y el socorrista se lanzasen al mar y que el robot tirase un salvavidas al afectado mientras el socorrista llega.

En este proyecto nos encontramos con pilotos socorristas que han sido formados con los cursos establecidos por AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) y que colaborarán con los socorristas oficiales para agilizar las labores de salvamento.

No podemos olvidar que en el año 2013 un total de 422 personas murieron por ahogamiento y que el año pasado la cifra alcanzó las 339 muertes. Es por ello que proyectos como este tienen gran importancia.

Imagen | Bit Boy en Flickr