Aunque la batería es la característica más valorada en un smartphone, al final el factor que determina la compra es el precio, según un informe de Gfk.

Aunque los smartphone de bandera son los protagonistas de las informaciones de los medios de comunicación, a la hora de comprar la gente normal se queda con opciones más básicas. En este sentido, las características que más valoran los usuarios son la duración de la batería, el precio del terminal y las pulgadas de la pantalla. Dicho esto, al final los criterios determinantes a la hora de pasar por caja son el precio, la calidad del chisme y el sistema operativo que utilice.

Según el informe, los españoles invierten una media de 276€ en sus dispositivos, y para futuras compras tienen intención de pagar aún menos: 272€. En Europa, en cambio, la media es de 296€ y el objetivo es gastarse 303€ en el próximo terminal.

Otro ejemplo de cómo han cambiado las cosas desde que las operadoras regalaban iPhones como si fuesen caramelos es que hoy el 60% de los españoles prefieren los móviles libres, frente a un 40% que prefiere pagar a la operadora, un 17% por puntos, un 16% financiado y sólo un 7% al contado.

El estudio de Gfk, titulado Estudio BQ sobre hábitos de consumo de smartphones en Europa, señala que las mujeres de entre 15 y 35 años son las usuarias más activas, ya que dedican más de tres horas diarias a su uso. Los hombres mayores de 55 años le dedican una hora o menos.

Además, los móviles se mueven cada vez menos: el 56% lo utilizan en el hogar, frente al 27% que prefiere la calle o el 13% que los usa en el trabajo. Además, cuando navegan en casa aumenta significativamente la compra online y la descarga de contenidos, algo que sin duda tiene que ver con la posibilidad de conectar el dispositivo a la red wifi y no gastar de la franquicia de datos.

Imagen | http://www.ticbeat.com/