La celebración del Toro de la Vega, en la localidad vallisoletana de Tordesillas, genera cada año un agrio debate. A escasos dos meses de su celebración, prevista para el 8 de septiembre, añade en esta ocasión una propuesta cultural de sus detractores a cambio de su supresión. El alcalde socialista de la Villa ya ha respondido enérgicamente que no aceptará “chantajes” y que el torneo se seguirá celebrando “hasta que quieran los tordesillanos”.

El  Toro de la Vega está declarado como una fiesta de Interés Turístico Nacional desde 1980. Es una celebración basada en una tradición ancestral en la que un toro bravo es soltado en el término municipal de Tordesillas para batirse con lanceros que, a pie o a caballo, se disputan su suerte hasta dar muerte al animal con unas normas de batalla establecidas. El rito recoge que el autor de la lanzada definitiva recibe como premio los atributos del astado.

En los últimos años, la fiesta ha generado un amplio debate entre partidarios y detractores hasta el punto de vivirse enconados enfrentamientos que han alimentado aún más la polémica. En esta ocasión se añade un movimiento cultural o artístico que ofrece celebrar un festival musical denominado #Rock in Vega en Tordesillas totalmente gratuito a cambio de suprimir el Toro de la Vega. La lista de artistas que se ofrecen es interesante:  Antonio Orozco, Alejo Stivel, M- Clan, El Gran Wyoming, Fran Perea, Reincidentes, Toreros Muertos, Amistades Peligrosas, Siniestro Total, Alex O’Dogherty, La Guardia, Kepa Junquera, Tennessee, No band for Lluvia, Be Rock, El Chojin, Tontxu, Lujuria, Luis Ramiro,  The Legendary Tigerman, Dead Combo, Frankie Chavez o Chucho Merchá se han sumado al movimiento basado en crear un Festival Internacional Multidisciplinar que incluya actuaciones musicales con otro escenario destinado a monólogos, teatro y otras disciplinas para las que se han postulado Eva Hache, Goyo Jiménez, Raquel Sastre, Gabino Diego, Arturo Valls, Agustín Jiménez, Julián López o Sergio Pazos. 

La iniciativa corre a cargo de la Plataforma La Tortura no es Cultura (LTNEC), la Red Antitaurina Internacional y la organización portuguesa ANIMAL, que ha recibido apoyos de otros personajes conocidos como Santiago Segura, SKA-P, BOIKOT, Love of Lesbian, Pau Donés, La Oreja de Van Gogh, Natalia Millán, João Manzarra, Rosa Montero, Nativel Preciado, Mariskal Romero, Pilar Rahola e Isabel Coixet. “Lo que los artistas de #RockinVega están haciendo es tender la mano a la gente de Tordesillas en representación de la mayoría de los ciudadanos. Lo que estos artistas ofrecen es una solución innovadora para reconciliar a Tordesillas con el mundo y al mundo con Tordesillas”, afirman desde la plataforma a través de su presidenta, Marta Esteban, que asegura contar con el respaldo de 300.000 firmas para dar forma al proyecto #Rock in Vega y acabar de esta forma con el Toro de la Vega a través de un espectáculo asentado en la localidad. 

“No a los chantajes”

El alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela, es un aferrado defensor del Toro de la Vega. Se encuentra en una encrucijada política. Socialista y ganador de las elecciones por mayoría absoluta, el año pasado se enfrentó abiertamente con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también detractor de esta celebración.

En este caso, no ha dudado en coger el guante del ofrecimiento artístico, pero nunca a cambio de eliminarlo. “Nosotros estamos abiertos a cualquier iniciativa cultural que se nos ofrezcan y estudiaremos las propuestas siempre que no respondan a un chantaje”, dice el regidor de Tordesillas, quien reclama la legalidad del Torneo. “Mientras la Ley lo permita, el Toro de la Vega se seguirá celebrando hasta que quieran los tordesillanos”.

El alcalde asegura que mantendrá un encuentro con los promotores de #Rock in Vega, aunque advierte que nunca planteará su organización “por principios de chantaje”. Pero el ofrecimiento es claro. Una cosa a cambio de otra en una vuelta de tuerca más a esta polémica que acaba de empezar y que se ha convertido en tan tradicional y controvertida como el propio Toro de la Vega.