España ha colocado este martes 5.771,64 millones de euros en letras a seis y doce meses a las que ha logrado reducir significativamente su interés marginal y situarlo cerca de los tipos negativos que consiguió en abril y mayo, gracias al acuerdo alcanzado entre Grecia y sus socios y acreedores.

De los 5.771,64 millones adjudicados hoy, 811,22 han salido a seis meses con un interés marginal del 0,028 %, y los 4.960,42 restantes se han adjudicado a doce meses con una rentabilidad del 0,122 %, según ha informado la agencia Efe.

En junio, el temor de los inversores a una posible salida de Grecia de la zona del euro obligó a España a colocar letras a estos plazos con el interés más alto desde finales de 2014.

En la subasta de hoy, la demanda de las entidades ha ascendido a 11.002,66 millones de euros, con lo que la tasa de cobertura, que es la proporción entre las solicitudes y el importe finalmente adjudicado, ha sido de 1,9 veces.