La ciudad condal se asegura organizar este encuentro mundial de tecnología y de la economía digital en los próximos 8 años.

La asociación de la industria de los móviles, la GSMA, ha anunciado en un comunicado que Barcelona seguirá siendo la anfitriona del Mobile World Congress (MWC) tras llegar a un acuerdo con sus socios para el evento, que son el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona, la Fira de Barcelona y la fundación Mobile World Capital Barcelona.

El próximo congreso, uno de los encuentros anuales de referencia en el panorama tecnológico mundial, se celebrará en la Fira entre el 22 y el 25 de febrero de 2016, según ha anunciado la GSMA.

El MWC celebró este año su décima edición en la capital catalana, a la que acudieron 94.000 visitantes de 200 países, de acuerdo con los datos de la organización. La GSMA ha explicado que, según análisis económicos independientes, la última cita del sector tuvo un impacto económico positivo de 436 millones de euros y generó 12.675 puestos de trabajo a tiempo parcial en Barcelona.

“Hemos recibido un apoyo tremendo por parte de todos nuestros socios del Mobile World Congress y de la asociación Mobile World Capital Barcelona. Esperamos seguir desarrollando nuestro éxito en los próximos años”, ha asegurado en la nota el consejero delegado de GSMA, John Hoffman.

Este anuncio despeja todas las dudas sobre la continuidad de la ciudad condal como sede del MWC, después de que se generara una “falsa polémica” en torno al apoyo de Ada Colau a la iniciativa, según afirmó la alcaldesa de Barcelona.

“Nosotros estamos a favor del Mobile World Congress y estamos a favor de los congresos, en general”, dijo Colau. No obstante, matizó, “cabría replantearse el modelo” para que este tipo de eventos revirtieran realmente en la ciudad.

Una “magnífica” noticia

En un comunicado, el Ministerio de Industria ha indicado que desde su creación en 2006, se estima que este encuentro ha generado un impacto económico acumulado de unos 2.500 millones de euros y más de 60.000 puestos de trabajo temporales.

El ministro de Industria, José María Soria, ha afirmado en la nota que esta es una “magnífica” noticia. “El congreso no sólo es un gran atractivo turístico, sino que sitúa a España en el más alto nivel en cuanto a tecnologías de la información. El Mobile World Congress continuará consolidándose en España como el evento tecnológico y digital más importante de Europa”, ha añadido.

 

Foto: Flickr – LG