El año pasado la película Ocho apellidos vascos supuso un gran éxito para el cine español. Pero este año en el que no podemos destacar un estreno similar vemos como el primer semestre de 2015 la recaudación ha descendido un 60% al pasar de 73 a 28 millones de euros entre enero y junio, según los datos expresados en la presentación del Anuario del Cine Español 2014.

Pero este informe contiene otros datos preocupantes: la piratería supuso el año pasado una pérdida de 571 millones de euros para la industria.

Sin embargo, todos los presentes en la rueda de prensa celebrada en la Academia de Cine en la que se ha desglosado el contenido del Anuario, se han esforzado en presentar el vaso medio lleno, algo sencillo en el caso de 2014, cuando el cine español recaudó la cifra récord de 126 millones de euros, con una cuota de pantalla inédita del 24,05 % (en lo que va de año llega al 11%).

Antonio Resines, presidente de la Academia ha señalado que “se ha roto una tendencia negativa del cine español, ha cambiado la percepción del público”, mientras que Arturo Guillén, portavoz de Rentrak, la consultora que ha contribuido a la realización del informe, también invitaba al optimismo al anunciar la evolución de la taquilla global en España en lo que va de año, un 4,4% superior a las mismas fechas del 2014. Entre enero y junio la recaudación total sumó 250 millones de euros y 40 millones de espectadores.

“Hay probabilidades muy altas de cerrar el 2015 en los 600 millones de euros”, afirmó Guillén, una cifra algo superior a los 518 millones del año pasado.

Entre títulos que han contado con más espectadores en lo que va de año nos encontramos con 50 sombras de Grey, Jurassic World, Fast and furious, Los Vengadores. Era de Ultrón y la española Perdiendo el norte, que supera los 10 millones de euros.

Otra comedia española, Ahora o Nunca, estrenada a finales de junio, también mantiene su pulso a la taquilla. Además, Resines se apresuró en recordar que aún quedan “pesos pesados” por debutar, refiriéndose a los nuevos trabajos de Alejandro Amenábar, Fernando León de Aranoa, Álex de la Iglesia, Enrique Gato o Javier Ruiz Caldera.

Piratería y otros datos

En cuanto a la piratería, el anuario presentado hoy contabiliza 886 millones de contenidos descargados, que suman 571 millones de euros. Unos datos que afectan a la consolidación de las plataformas digitales. “Mientras no se solucione la piratería, el futuro del vídeo bajo demanda es complicado, el 90 % de la recaudación del cine español es la taquilla”, apuntó el presidente de la Academia.

Fernando Labrada, uno de los autores del informe, resaltó que “todos los indicadores del 2014 fueron favorables” para el cine español, con 114 largometrajes estrenados, 8.907 pantallas y un rendimiento por copia de 14.363 euros.

De entre todos esos estrenos solo Ocho apellidos vascos, El Niño y Torrente 5 superaron los diez millones de euros de recaudación y otros once (entre los que nos encontramos con “La isla mínima” y coproducciones como “Exodus” o “Relatos Salvajes”) se sitúan en la franja entre uno y diez millones de euros, y 25 más, entre 100.000 y 500.000 euros.

Pero del otro lado nos encontramos con que 72 largometrajes (un 63%) se quedaron por debajo de los 100.000 euros de recaudación, y de ellos casi la mitad no alcanzaron 10.000 euros. Un porcentaje que según Labrada no es significativo ya que ocurre en toda Europa que solo unos pocos títulos copen lo más alto del ránking.

“No nos martiricemos por haber tenido un gran éxito como ‘Ocho apellidos vascos'”, advirtió el autor del estudio, antes de recordar que la cinta de Emilio Martínez Lázaro, cuya secuela está en marcha, fue la tercera película europea con más recaudación en 2014, sólo por detrás de las francesas Lucy y Dios mío, pero ¿qué te hemos hecho.

A este respecto, la directora del ICAA recordó que la nueva ley de cine, cuyos detalles se están negociando con el sector, pondrá énfasis en primar la distribución a la hora de repartir las ayudas, es decir, que se favorecerá a las producciones más comerciales.