El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido no realizar cambios en el importe de la facilidad de liquidez de emergencia (ELA por sus siglas en inglés) a la que tienen acceso los bancos griegos, que ronda los 89.000 millones de euros, según informaron fuentes bancarias citadas por Europa Press.

De este modo, el BCE mantiene congelado en 89.000 millones de euros el volumen de liquidez disponible para las entidades griegas, a pesar del acuerdo sobre Grecia alcanzado en la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro que culminó este lunes tras 17 horas de negociaciones.

El instituto emisor de la eurozona decidió la semana pasada incrementar la exigencia de garantías a los bancos griegos que quieran acceder a la liquidez de emergencia del banco central mediante el incremento del descuento aplicado a los colaterales aceptados.

No obstante, analistas de Crédit Agricole apuntan que el BCE podría decidir aumentar el importe de la ELA disponible para los bancos griegos “a finales de esta semana”, después de que Grecia haya aprobado las reformas comprometidas.

“Asumiendo este caso, podría decidirse un incremento suficientemente grande de la ELA a final de la semana, ayudando a operar a los bancos griegos incluso bajo controles de capitales”, apuntan.