Adiós a la “calderilla”, a esas monedas sueltas y billetes arrugados que viven en nuestros monederos y carteras, a tener que buscar la tarjeta de crédito entre todas esas otras tarjetas…ahora lo que se lleva es pagar con el smartphone. Fácil, rápido, y ¿seguro?

Cashcloud es una cartera electrónica que te permite pagar a través del teléfono móvil, enviar dinero a quien quieras y controlar los gastos desde la aplicación. Algo verdaderamente cómodo si tenemos en cuenta que vivimos pegados a nuestro smartphone pero que todavía parece no terminar de convencer.

El director ejecutivo de cashcloud, Olaf Taupitz, cuenta a SABEMOS que a la hora de establecer una conexión con los consumidores lo más importante es construir una relación de confianza. “Tener un servicio abierto y transparente puede ayudarnos a llegar al público. En general, pagar con el móvil no es muy diferente de pagar con una tarjeta aunque sí es más trasparente”, opina para después explicar que en cashcloud “combinamos los métodos de seguridad más exigentes con la simplicidad del proceso de uso teniendo en cuenta que al tratarse del dinero de las personas y de sus gastos siempre hay alguna reticencia y precaución adicional”.

Al principio es normal desconfiar, y es ahí donde reside parte del trabajo que deben hacer las compañías de pagos móviles y online a la hora de conseguir clientes. Desde cashcloud cuentan que “para poder construir una relación de confianza vamos paso por paso actuando no como un método de pago sino como un socio de confianza”.

Cada vez son más los establecimientos que aceptan los pagos móviles

Es importante la confianza pero también que los comercios permitan utilizar métodos de pagos como el que ofrece cashcloud, y lo cierto es que cada vez son más los establecimientos que se suman a las nuevas formas de pago. “La mayor parte de los nuevos terminales de Visa y MasterCard disponen de NFC y en los próximos meses se irá reforzando e incrementando su presencia en las tiendas. El símbolo de “pago sin contacto” va a ser dentro de poco lo habitual en todos los establecimientos y será utilizado por todos. Es el siguiente paso en el sector de los métodos de pago”, señala Olaf Taupitz, que encuentra en Barcelona un claro ejemplo de ciudad innovadora en cuestión de pagos móviles.

“Los usuarios pueden hacer sus pagos y ver instantáneamente sus transacciones en la app de cashcloud”, algo bastante útil. “Además, para las tiendas, el proceso de pago evita la formación de colas para pagar y por lo tanto las quejas de los usuarios”, dice el director ejecutivo de cashcloud haciéndonos ver que este método de pago es el ideal para acabar con las largas colas y las quejas de los usuarios.

Fue hace 18 meses cuando se lanzó cashcloud y a día de hoy cuenta con 100.000 usuarios, según nos indican desde la compañía. Y ante estos datos cabe preguntarnos qué es lo que lleva a la gente a utilizar su servicio, a utilizar esta plataforma y no otra. “Cashcloud ofrece una combinación de métodos de pago junto con ofertas y cupones los que permite a los usuarios conseguir los mejores precios y pagar fácilmente”. Y es que además de pagar, también podemos ganar dinero extra “usando las redes sociales o elementos de gamificación”. Señala Olaf Taupitz que “gastar y ganar” es la combinación perfecta.

El crecimiento que ha tenido cascloud en los últimos meses “proviene de que las personas nos comparten con sus amigos, así que el efecto viral es uno de nuestros mejores conductores y muestra que la gente realmente nos recomienda”, afirma Olaf Taupitz, quien ve positivo “que se comparta la app con los amigos o se use el chat interno de cashcloud”.

Viendo todo lo que nos ofrecen los pagos móviles, ¿qué pasará con la forma de pago más tradicional? Pensar en su desaparición, en que no volveremos a pagar en efectivo podría parecer todo un disparate, pero el director ejecutivo de cashcloud parece tener las cosas muy claras: “Nosotros creemos firmemente que el futuro está en los pagos móviles. Incluso pudiendo hacer desaparecer los pagos en efectivo en no demasiado tiempo”.  

El objetivo que tiene esta cartera electrónica “es expandirnos por más países europeos y llegar a más personas cruzando fronteras”. Pero por ahora nos tenemos que conformar con utilizar cashcloud en Alemania, Francia, España y Países Bajos, los lugares en los que se encuentra disponible.

“Queremos mucho más de lo que ya hemos conseguido y sabemos que para conseguirlo no solo tenemos que reforzar nuestra marca sino que debemos actuar como “educadores” dentro de la industria del pago móvil, ayudando a los usuarios a entender mejor, confiar y utilizar nuestro servicio como una experiencia que revolucionará las próximas décadas en el sector financiero”, termina diciendo Olaf Taupitz, mostrando la ambición de una marca que aún tiene un largo camino por recorrer pero que ya ha comenzado a dar los primeros pasos.