Con la llegada de Manuela Carmena y Ada Coalu a los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, respectivamente, el turismo y su gestión ha sido uno de los asuntos que se han puesto sobre la mesa de modo prioritario. Pese a ello, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, prefiere no decantarse por ninguna de las propuestas.

Como tema primordial en la agenda. Así ha sido tratado el turismo desde que Manuela Carmena y Ada Colau han jurado sus cargos como alcaldesas. Paradójicamente el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido mucho más reacio a tomar partido en el asunto.

Así, el secretario general de Podemos no ha querido pronunciarse este viernes sobre si es más partidario de un modelo turístico como el impulsado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha decretado la suspensión de licencias de alojamientos turísticos, o como el de la regidora de Madrid, Manuela Carmena, que aseguró ayer que “no va a haber moratoria turística” en la capital.

Madrid y Barcelona son ciudades diferentes. Ante realidades diferentes soluciones diferentes”, ha afirmado Iglesias al ser preguntado al respecto tras reunirse con la alcaldesa de Madrid en el Ayuntamiento como parte de la denominada ‘Ruta por el cambio’, que el líder de Podemos ha iniciado por España para visitar a los alcaldes de las candidaturas de unidad popular vencedores en las pasadas municipales.

Asimismo, Iglesias no ha querido posicionarse sobre las diferentes estrategias que están llevando a cabo en sus ciudades cada una de las regidoras, las dos pertenecientes a iniciativas políticas -Ahora Madrid y Barcelona en Común- de las que Podemos formó parte de los comicios locales.

Mientras que Colau ha suspendido la concesión de licencias turísticas para que el modelo turístico de Barcelona pueda crecer de forma sostenible y no entre en crisis -según ha argumentado-, Carmena aseguró ayer que “no va a haber moratoria turística” en Madrid, pues su intención no es “ahogar” la iniciativa privada de los apartamentos turísticos sino buscar cómo compatibilizarlos con la solidaridad que se desprende de los impuestos.