Ante la promesa de una novela gráfica basada en el nacimiento de la cultura pandillera en la década de los setenta en el Bronx, el lector puede temerse un cómic de acción y códigos juveniles, de drogas y violencia, de cortes de pelos a lo afro y logos coloristas de barrio (que como promesa, tampoco está nada mal).

Algo de todo eso hay en Ghetto Brother, por supuesto, pero el nuevo lanzamiento de Sapristi! no es una versión secuencial de The Warriors, sino una reflexión sobre los porqués y los cómos de la cultura callejera neoyorkina.

Ghetto Brother parte de cientos de horas de entrevistas con Benjy Meléndez, un histórico de la formación de las primeras bandas en Nueva York. De ese modo, el cómic explica y ayuda a entender, de forma emotiva pero también expositiva y con la frialdad que otorga la distancia, por qué negros y portorriqueños se organizaron en grupos, por qué se enfrentaron y, en última instancia, por qué acabaron haciendo frente común contra el auténtico enemigo.

Todo ello viene punteado por el que quizás es la parte menos interesante del volumen: los problemas familiares y el redescubrimiento de la fe por parte del protagonista. Es decir: el lector puede llegar a preguntarse por qué pudiendo centrarse en cómo nació el hip hop y dónde están los significativos y humildes orígenes de mitos como Afrika Bambaataa o Kool Herc, Ghetto Brother prefiere prestar atención a los devaneos místicos (y nunca del todo explicados más allá de una vaga herencia familiar) de Meléndez.

Aún así, Ghetto Brother pretende ser solo un paseo parcial y subjetivo por toda una década de turbulento movimientos callejeros, y en ese sentido, como slice of life generacional y a pie de barrio, funciona perfectamente. El dibujo deformado, siempre zambullido en un detallista ojo de pez de Claudia Ahlering recuerda en todo momento que estamos ante la crónica vital de un solo individuo, y por suerte la vida de esa persona ha sido lo suficientemente rica como para merecer atención: fundó muchos de los elementos básicos de la cultura de las bandas, de la estética de los parches en las cazadoras a la organización interna; uno de sus mejores amigos murió buscando la paz entre los grupos; evitó poco menos que una guerra urbana en el Bronx; y sacrificó la felicidad familiar a cambio de un reencuentro espiritual con sus raíces.

Una vida contradictoria, turbulenta y llena de matices. Como todas.

ficha

Ghetto Brother – Una leyenda del Bronx

Julian Voloj, Claudia Ahlering

Sapristi! Comic

2015