España y Grecia son los dos países de la UE que menos gasto público destinan a protección social para familias y niños, según una nota del Instituto de Estudios Económicos (IEE) elaborada a partir de datos de Eurostat.

En concreto, según recoge la agencia Europa Press, en 2013 el gasto destinado a protección social absorbió algo más del 40% del total como promedio en los países de la UE. Uno de los capítulos dentro de este apartado es el gasto público que se dedica a familias y niños.

En este capítulo, la media de la UE-28 se situó en un 3,5% sobre el gasto público total en 2013, pero con grandes diferencias entre países. En cabeza figuran Dinamarca (8,8%) y Luxemburgo (8%). Irlanda y Bulgaria comparten un 6,4%, mientras que Finlandia registra un 5,8%.

Suecia y Austria se quedan algo por debajo del 5%, mientras que Bélgica, Francia, Hungría y Estonia se sitúan entre un 4,5% y un 4%. El Reino Unido, Eslovenia y Eslovaquia superan levemente el promedio y Alemania y Croacia se quedan en el 3,5%.

Por debajo de la media figuran siete países de reciente adhesión, pero también Portugal (2,3%) y los Países Bajos (2,2%). El penúltimo lugar corresponde a España, donde el gasto asignado a protección social de familias y niños supone un 1,4% sobre el gasto total. Por debajo de España sólo figura Grecia con un 1,1%.