El cambio en las administraciones locales y regionales de la comunidad de Madrid va a redibujar la gestión de los servicios públicos, entre los que se encuentra el suministro de agua. La empresa pública Canal de Isabel II Gestión tiene en su consejo de administración a 5 representantes cuyas cabezas corren peligro.

Son cinco de manera provisional, hasta que el gobierno de Cristina Cifuentes nombre a un sustituto para el antiguo presidente de la empresa, Salvador Victoria, imputado en la trama “Púnica” que dimitió como consejero regional y también como presidente del Canal para no entorpecer los pactos entre PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid.

3 de las 5 sillas del consejo han sido designadas por el Gobierno regional, el Ayuntamiento de Madrid y el resto de ayuntamientos de la región, respectivamente

Las cinco sillas del consejo de administración las ocupan 2 consejeros independientes y 3 dominicales; cada uno de esta terna fue nombrado por el Gobierno regional, por el Ayuntamiento de Madrid o por el resto de ayuntamientos de la región. El asiento que ocupaba Victoria había sido también designado por el Ejecutivo de la comunidad.

Al tratarse de una corporación pública en la que participan tanto Ayuntamiento como Comunidad de Madrid, tal y como sucede en Metro de Madrid, la lucha está servida. La presidenta del Ejecutivo regional, Cristina Cifuentes, se va a tener que entender con la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Las dos representantes provienen de dos partidos completamente alejados en el espectro político, así que el consenso en el seno del Canal de Isabel II se antoja complicado. No obstante, la presidenta de la Comunidad ha empezado con un tono conciliador, al descartar la privatización del servicio de aguas.

Los problemas en el Canal también le pueden llegar desde la propia Asamblea, ya que una de las condiciones del acuerdo de investidura impuesta por Ciudadanos es la “optimización de las estructuras administrativas” de la sociedad para garantizar “la contratación de perfiles profesionales de alta capacidad”. Con esta medida buscan evitar los dedazos y los nombramientos para saldar facturas políticas pendientes.

Por último, a la empresa pública también le puede afectar la auditoría económica externa de los últimos 8 años de Gobierno, algo que Ciudadanos también impuso como requisito para aupar a Cifuentes al Ejecutivo. Todo depende de lo que haya bajo las alfombras del Canal de Isabel II.

El que lo tiene más crudo para continuar, como es evidente, es el consejero nombrado por el consistorio de la capital, habida cuenta del cambio de manos en el bastón de mando de la Villa, que ha pasado del PP a Podemos.

No obstante, ninguno de los miembros del consejo ha cumplido el periodo máximo establecido por los estatutos de la sociedad -6 años, con opción de reelección-, ya que todos llegaron entre 2012 y 2013, de acuerdo con el informe anual de gobierno corporativo.

La Comunidad tiene el 82,4% del capital; el resto se lo reparten el Ayuntamiento de Madrid (10%) y los demás consistorios adheridos (7,6%)

Según el informe anual de gobierno corporativo, en el consejo de administración tienen representación los accionistas de esta sociedad anónima, que son, además de la Comunidad de Madrid (a través del Ente Público Canal de Isabel II, titular del 82,4% del capital), el Ayuntamiento de Madrid (10% del capital) y el resto de los otros 110 consistorios adheridos (7,6% del capital).

Aunque el consejo estaba compuesto por 6 personas, hasta la dimisión de Salvador Victoria, los estatutos establecen un mínimo de 3 y un máximo de 12 miembros. Por el momento, estos son los que quedan:

José Manuel Serra

Es el presidente de la sociedad hasta que se establezca un nuevo consejo de administración, como indicó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras la renuncia de Salvador Victoria.

Aunque es un consejero independiente, por lo que su continuidad puede estar menos influida por los vaivenes políticos, carga con el sambenito de estar imputado en el caso Bankia. En concreto, el que fue también consejero en la entidad rescatada fue acusado de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas, intervención desleal y maquinación para alterar el precio de las cosas.

Enrique Ossorio

Designado por la Comunidad de Madrid, Ossorio compaginaba el cargo de consejero dominical en Canal de Isabel II Gestión con el de consejero de Economía y Hacienda durante el mandato de Ignacio González.

Aunque Cristina Cifuentes no le ha reservado un hueco en su Ejecutivo, sí le ha asignado una tarea relevante: portavoz del grupo parlamentario popular en la Asamblea de Madrid.

Si la nueva presidenta se decidiera a vincular el puesto en el Canal con la Consejería de Economía y Hacienda, la nueva representante de su gobierno en el ente sería Engracia Hidalgo.

Diego Sanjuanbenito

La silla reservada al representante del Ayuntamiento de Madrid la ocupa Sanjuanbenito, que hasta la constitución de la nueva corporación local era el concejal de Medio Ambiente y Movilidad.

Sanjuanbenito ha dejado el Ayuntamiento rumbo a la Asamblea de Madrid, donde será parlamentario después de la renuncia de cuatro diputados regionales del PP.

Cifuentes podría optar por conservarlo en el Canal como miembro designado por la Comunidad y volver a los 6 miembros, pero si se produce un cambio de nombre lógico en las sillas, el asiento del consistorio de la villa le correspondería a la nueva titular de Medio Ambiente, Inés Sabanés.

David Pérez

El alcalde de Alcorcón ocupa actualmente el puesto de consejero que designan el resto de ayuntamientos de la Comunidad, según el informe anual del Canal.

Pese a que los resultados obtenidos por el PP en los consistorios de la autonomía fueron peores que los anteriores, los populares siguen reinando en la mayoría de los municipios. Además, Pérez cuenta con el respaldo de Cifuentes, que de hecho se desplazó hasta Alcorcón para arroparle durante su pleno de investidura, por lo que podría no ser defenestrado inmediatamente.

Agapito Ramos

El otro consejero independiente de Canal de Isabel II Gestión es Agapito Ramos, histórico militante socialista de la federación de Madrid.

Ramos fue parlamentario por el PSOE en las cuatro primeras legislaturas de la Asamblea, según consta en la página de la cámara regional, y ocupó las consejerías de Presidencia y de Trabajo, Industria y Comercio. También fue presidente del Canal de Isabel II.

 

Foto: Flickr – Rubén Vique