La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha entregado este jueves al consejero delegado de la GSMA -asociación que agrupa la industria móvil mundial-, John Hoffman, la propuesta contractual de renovación del actual acuerdo con esta entidad que expira en 2018, para que la capital catalana continúe siendo sede del Mobile World Congress (MWC) hasta 2023.

Se trata de la primera reunión del patronato de la fundación Mobile World Capital Barcelona (MWCB) que preside Colau por su condición de alcaldesa, y todos los participantes que han rubricado la propuesta, según han informado la MWCB y el ayuntamiento en un comunicado.

Además de ratificar su compromiso con el MWC, el patronato también ha mostrado su compromiso con la renovación de Barcelona como capital mundial de móvil hasta 2023.

La reunión ha contado con la representación de todas las instituciones y entidades que integran la fundación.

Han asistido el secretario de Estado y para la Sociedad de la Información, Víctor Calvo-Sotelo; el conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat, Felip Puig; el de Cultura, Ferran Mascarell; el vicepresidente de Telefónica, Julio Linares; la secretaria general y del consejo en Orange España, Carmen Recio; el presidente de Vodafone España, Francisco Román; el director general de Damm, Enric Crous, y el director general de Fira de Barcelona y vicepresidente de la MWCB, Agustí Cordón, entre otros.