La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha anunciado este jueves que “no va a haber moratoria turística”, a diferencia de Barcelona, donde su regidora, Ana Colau, ha suspendido la concesión de licencias turísticas, y ha añadido que su intención no pasa por “ahogar” la iniciativa privada de los apartamentos turísticos sino buscar cómo compatibilizarlos con la solidaridad que se desprende de los impuestos.

En un desayuno informativo, el primero que protagoniza desde que es regidora, Carmena ha asegurado que no sólo “no va a haber moratoria para el turismo” sino que, “al contrario”, quiere “relanzarlo”, como se desprende del grupo de trabajo ya constituido entre el Ayuntamiento y CEIM, según ha informado la agencia Europa Press.

La alcaldesa ha reconocido que no sabe lo que la anterior Corporación hizo en materia de apartamentos turísticos pero que “hay que estudiarlo”. Se trata de “buscar que esas explotaciones respondan a un espíritu innovador que se pone en marcha”, ha defendido teniendo claro que “nunca hay que ahogar la iniciativa” pero que hay que encontrarse con la “solidaridad del impuesto” para estar “en igualdad de condiciones que otras personas”.

Carmena ha indicado que los datos que ofrecen en este momento los informadores turísticos son “pobres”. El error reside en “no vender bien Madrid”. Echa en falta información sobre “cómo hacer amigos en Madrid, el turismo de compras o las casas rurales”, incluso datos de museos esenciales para la ciudad, como el del Romanticismo. “Es una delicia y tiene una cafetería deliciosa para tomar un café mientras escuchas a los pájaros”, ha señalado.

La alcaldesa ha remarcado que el turismo “es bueno para todos” y que su objetivo pasa por no focalizarlo únicamente en la almendra central. Así, por ejemplo, el Palacio del Capricho será un museo, en pleno barrio de Barajas. “Queremos hacer una ciudad entera de museo, el turismo no va a estar sólo en la almendra”, ha expuesto.