No hay nada tan molesto como ir a hacer algo que haces a diario y que de repente no puedas hacerlo, que no funcione, que esté estropeado, roto o simplemente inutilizable. Pues algo así es lo que les pasa a los griegos, no solo con su dinero debido a las restricciones que tienen a la hora de retirar sus ahorros de los cajeros, sino también en algunos servicios online.

Desde el fin de semana es imposible realizar una compra en iTunes. El motivo: Apple es una empresa extranjera por lo que pagar por sus servicios supone la salida de dinero griego fuera del país, algo que en estos momentos no está permitido. Por ello, si los usuarios de iTunes intentan comprar un álbum o una canción a través de la plataforma, les aparece un mensaje de error.

Pero los problemas no acaban aquí, ya que no es sólo el hecho de no poder comprar música, sino que a esto hay que sumar que los griegos también comienzan a tener dificultades a la hora de acceder a iCloud. En este caso, aquellos que no tuviesen suficiente con los 5GB que ofrece la plataforma de almacenamiento de forma gratuita y decidieron adquirir el servicio de pago, se encuentran con que su espacio se encuentra bloqueado al no poder haberse realizado el ingreso mensual. De nuevo el control de capital tiene la culpa.

Los griegos tienen problemas a la hora de usar iTunes, iCloud, Dropbox y PayPal. 

Y esto mismo ocurre también con Dropbox. Los servicios de almacenamiento en la nube están viéndose afectados por el bloqueo económico griego que no permite a los ciudadanos invertir fuera del país.

PayPal es otro de los que están sufriendo las consecuencias de esta crisis, ya que son muchos los que no pueden enviar dinero o realizar pagos a personas extranjeras. Según informa CNBC, las compañías de transferencia de dinero como Western Union y Money Gram dejaron de funcionar la semana pasada, aunque al parecer Western Union ya ha comenzado a prestar de nuevo sus servicios.

Estas restricciones no solo afectan al ciudadano de a pie, pues las startups griegas, por ejemplo, se han quedado sin poder pagar servicios de almacenamiento en la nube, anuncios, alojamiento de dominios o servicios de procesamiento de tarjetas de crédito a sus proveedores extranjeros. Un verdadero problema que alqunos han tratado de solucionar mediante la ayuda de amigos o familiares foráneos.

Pero hay quienes han sabido sacar partido de esta situación fundando ZeroFound, una plataforma a través de la cual las empresas griegas que han sido bloqueadas pueden solicitar ayuda. De ahí eso de que “no hay mal que por bien no venga”.