Dicen que lo bueno se hace esperar, y “el 4G de verdad”, el que se sitúa en la banda de 800MHz, estará disponible para las operadoras de telefonía móvil a partir del 20 de julio, lo que permitirá a los usuarios disfrutar de conexiones móviles de alta velocidad sobre tecnología LTE (4G) con una mejor cobertura en el interior de los edificios y disponibilidad del servicio en una mayor extensión geográfica.

Como parte del proceso conjunto puesto en marcha por dichas operadoras, se ha adjudicado a Elecnor el contrato para garantizar la compatibilidad de la televisión digital terrestre (TDT) y los servicios móviles 4G en la banda de 800MHz.

En virtud del acuerdo, Elecnor, a través de su entidad gestora ‘llega800’, comienza hoy a ofrecer los servicios que garantizarán la compatibilidad entre la puesta en marcha de la emisión del 4G en la banda 800 MHz y la recepción del servicio de TDT. Entre los servicios se incluyen, por un lado, un procedimiento previo, anterior a la puesta en marcha de las estaciones emisoras 4G, que contempla la definición de las áreas potenciales de afectación para cada estación y la posible colocación de filtros en las instalaciones receptoras de TDT de forma preventiva y de manera gratuita a aquellos usuarios que lo soliciten. Todos los ciudadanos de estas áreas recibirán una comunicación informativa sobre el procedimiento a seguir para solicitar la adaptación de la antena de su edificio para evitar las potenciales afectaciones.

Y, por otro, un procedimiento correctivo, tras el encendido de las estaciones, que implica la atención a los usuarios, con la correspondiente recepción, gestión y resolución de posibles incidencias también de manera gratuita. Para gestionar estos servicios, se ha puesto a disposición de los ciudadanos un teléfono de atención gratuito (900 833 999) y una página web www.llega800.es.

La red 4G abre una nueva puerta a innovadores servicios

Según lo establecido en el Real Decreto 805/2014, de 19 de septiembre, con fecha 1 de abril de 2015 se procedió a la liberación de las frecuencias entre 790 y 862 MHz (canales 61 al 69 de UHF) que hasta entonces se empleaban para la recepción de la televisión digital terrestre, proceso también conocido como Dividendo Digital. A partir de entonces, dichas frecuencias fueron asignadas a las operadoras de telefonía móvil para prestar sus servicios de telefonía móvil 4G.

Con la red 4G se ha abierto la puerta a innovadores servicios y aplicaciones, además de proporcionar significativas mejoras tanto en la velocidad de descarga, como de envío de datos -fotos, música o contenidos audiovisuales de alta definición- o permitir sacar el máximo partido a aplicaciones online, como los videojuegos. La nueva generación de la tecnología 4G también facilita la introducción de nuevos servicios en el área empresarial y de las administraciones públicas, como aplicaciones empresariales en movilidad con alto contenido multimedia o el uso de la videollamada, entre otros.

Además, la mayor cobertura que alcanza el 4G en la banda de 800MHz mejorará el servicio en el interior de edificios y será la banda que permita extender geográficamente el servicio de forma eficiente.

Imagen | Flickr – Gonzalo Baeza