Las autoridades griegas han enviado este miércoles al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEdE), el fondo de rescate europeo, una solicitud formal para la concesión de un nuevo préstamo de tres años de vigencia, lo que significaría el tercer programa de rescate del país heleno, que ha subrayado su deseo de permanecer dentro de la zona euro “respetando las reglas y regulaciones”.

“El MEdE ha recibido la solicitud griega”, indicó un portavoz del fondo de rescate europeo, confirmando así la petición oficial de un nuevo rescate por parte de Atenas, según ha informado la agencia Europa Press. Según las reglas del MEdE, un país miembro puede realizar una solicitud de ayudas para la estabilidad al presidente del Consejo de gobernadores del MEdE, cargo actualmente desempeñado por Jeroen Dijsselbloem, quien también preside el Eurogrupo.

La carta remitida al fondo de rescate europeo por el Ministro de Finanzas griego, Euclides Tsakalotos, incluye la petición por parte de Grecia de una facilidad de préstamo o programa de asistencia con “una disponibilidad de tres años”, en vez de los dos de la anterior solicitud.

“El préstamo será utilizado para hacer frente a las obligaciones de la deuda de Grecia y garantizar la estabilidad del sistema financiero”, explica la misiva, donde no se concreta el importe que debería alcanzar este nuevo préstamo.

Fuentes europeas han indicado que no esperan que se fijen las cantidades para el rescate de Grecia hasta que se tome una decisión definitiva sobre si hay base o no para conceder este tercer programa.

Propuesta griega

A cambio, el Gobierno griego expresa su compromiso con un exhaustivo programa de reformas y medidas a implementar en áreas como la sostenibilidad fiscal, la estabilidad financiera y el crecimiento económico a largo plazo.

En este sentido, Atenas propone poner en marcha “inmediatamente” una serie de medidas que serían implementadas “desde principios de la próxima semana”, incluyendo reformas fiscales y en el ámbito de las pensiones.

“Incluiremos también acciones adicionales que la República acometerá para el fortalecimiento y modernización de su economía”, señala el Ministerio griego, que anuncia que este 9 de julio será presentada de manera detallada una “exhaustiva y espefícica agenda de reformas” para su evaluación por las instituciones y su presentación al Eurogrupo.

Por otra parte, el Gobierno griego expresa su voluntad de que a la conclusión del periodo de disponibilidad del préstamo o antes haya recuperado el acceso pleno y asequible a los mercados para así afrontar sus futuras necesidades de financiación, así como una situación económica y financiera sostenible.

A este respecto y “como parte de negociaciones más amplias que tendrán lugar, Grecia da la bienvenida a la oportunidad de explorar potenciales medidas a tomarse de manera que su deuda relacionada con el sector oficial se convierta en sostenible y viable a largo plazo”.

Permanencia en el euro

Asimismo, el Gobierno griego expresa en su carta su compromiso de hacer frente a sus obligaciones financieras con respecto a todos sus acreedores “completa y oportunamente”.

“Confiamos que los Estados miembros aprecien la urgencia de nuestra solicitud en este momento dada la fragilidad de nuestro sistema bancario, nuestra escasez de liquidez disponible, nuestros próximos obligaciones, nuestra acumulación de atrasos a nivel interno, y nuestro deseo expreso de saldar nuestros retrasos pendientes con el FMI y el Banco de Grecia”, afirma el Ministerio griego.

El diario Kathimerini ha publicado la carta al MEdE, firmada por el ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos. 

 

Eurogrupo

Michel Reijns, portavoz de Dijsselbloem, ha explicado que la solicitud de Grecia será analizada este mismo miércoles por el Grupo de trabajo del Eurogrupo, que reúne a los responsables del Tesoro de los 19 Estados miembros.

Asimismo, Reijns anunció, por tanto, que ha sido suspendida la teleconferencia del Eurogrupo prevista para este miércoles por considerarla innecesaria.

Tras analizar la petición de Grecia, el Eurogrupo podría requerir a la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), las instituciones anteriormente conocidas como Troika, que elaboren un estudio sobre la sostenibilidad de la deuda de Grecia y las necesidades de financiación del país heleno.

Este informe serviría de base para que, si el Eurogrupo así lo considera, iniciar las negociaciones de cara a la concesión de un tercer rescate de Grecia.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea habían acordado este martes celebrar el próximo domingo un nuevo encuentro de manera extraordinaria para decidir sobre un nuevo programa de rescate para Grecia que vendría precedido el sábado por una reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona.