El Ministerio de Economía de Grecia ha negado este miércoles que el Gobierno planee una nueva emisión de deuda para pagar los salarios y las pensiones a cargo del sector público a final de julio, en contra de lo afirmado por el diario griego Kathimerini.

Khatimerini ha sostenido, citando fuentes, que el Ejecutivo de Alexis Tsipras está preparando una nueva emisión de deuda ante el temor de que la falta de acuerdo con la UE y el FMI o un acuerdo tardío lleve al impago de los salarios y las pensiones este mes.

“El informe es totalmente infundado”, ha dicho en comunicado, citado por la agencia Europa Press. El Ministerio ha considerado que “estas informaciones son peligrosas” ya que las negociaciones de Grecia con sus acreedores están en un punto crucial”.

El viceministro de Finanzas de Grecia, Dimitris Mardas, ya aseguró el martes que no había “problemas concretos” para hacer frente al pago de los salarios públicos el próximo 13 de julio, a pesar de la crisis económica. “No nos enfrentamos a ningún problema concreto para pagar los salarios del sector público. Basándonos en lo que sabemos, deberían pagarse con normalidad”, dijo Mardas en una entrevista concedida a la televisión griega ERT.

Grecia atraviesa uno de sus peores momentos en estos años de crisis debido a la falta de acuerdo con sus acreedores –Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional– para resolver sus problemas de liquidez a corto y medio plazo.

Tsipras ha afirmado que el Gobierno seguirá peleando para sellar con sus socios europeos un acuerdo que sea “socialmente justo y económicamente viable” e incluya “la necesaria discusión sobre la reducción de la deuda” griega.

Los líderes de la zona euro, por su parte, han mostrado su disposición a negociar las condiciones de un tercer rescate, incluido un programa a corto plazo para ofrecer ayuda inmediata, pero han dejado claro a Grecia que esta semana debe presentar un paquete de reformas.

Grecia coloca 1.625 millones de euros en letras a seis meses 

Por otra parte, Grecia ha vendido este miércoles letras con vencimiento a seis meses por importe de 1.625 millones de euros y una rentabilidad del 2,97%, en línea con las últimas subastas similares celebradas por el Tesoro del país heleno.

La operación, que ha contado con una tasa de cobertura de 1,30, igual que en las últimas subastas, permitirá a Atenas refinanciar vencimientos de deuda, según Europa Press.

Desde el pasado mes de marzo, el Tesoro griego ha celebrado cinco subastas de deuda con vencimiento a seis meses en las que el tipo de interés y la ratio de cobertura se han mantenido estables en el 2,97% y 1,30 veces, respectivamente.

Estas operaciones cuentan con la participación prácticamente exclusiva de entidades griegas, que, sin embargo, al no poder incrementar su exposición a deuda del país heleno, ven limitada su capacidad de compra a aquellos títulos cuyo vencimiento expira.