El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sigue dando cuentas ante la justicia por sus años como máximo responsable de la política italiana. En esta ocasión llega en forma de sentencia condenatoria a tres años de cárcel.

El Tribunal de Nápoles anunció hoy la condena a tres años de cárcel por corrupción contra el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi en el caso del soborno a un senador que facilitó la caída del Gobierno de Romano Prodi en 2008.

Además, el tribunal napolitano condenó a la misma pena de prisión al exdirector del diario L’Avanti, Valter Lavitola, acusado de mediar en ese soborno.

En concreto, al líder de Forza Italia se le acusa de haber pagado entre 2006 y 2008 a través de Lavitola al entonces senador Sergio De Gregorio, quien había sido elegido en representación del centroizquierda, para que se pasara al centro-derecha y sabotear así a Prodi, informa Europa Press.

La primera sección penal del Tribunal de Nápoles ha dado la razón a la tesis del fiscal, Vincenzo Piscitelli, quien durante el proceso había denunciado que Berlusconi realizó “una inversión económica colosal” cuyo fin último era “mandar a casa a Prodi y ocupar su puesto”.