El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, ha reclamado a Grecia y al resto de países del euro que “se muevan” para tratar de buscar “un compromiso aceptable para todo el mundo” y ha justificado el voto negativo de los griegos en el referéndum del domingo por “el sufrimiento” de los griegos.

“Si hay un referéndum en otros países poniendo en cuestión el posible compromiso con Grecia ¿Qué ocurrirá?”, se ha preguntado el eurodiputado socialdemócrata en rueda de prensa en el Parlamento Europeo. “Estamos en una situación difícil y espero que haya un compromiso que sea aceptable para todo el mundo”, ha defendido.

Schulz ha asegurado que “la pelota está en el tejado de Grecia” y compete al Gobierno de Alexis Tsipras presentar “una propuesta concreta”, que debería ser en su opinión “la base” para negociar, al tiempo que ha pedido a Atenas que la presente “lo antes posible”. “La pregunta es cómo podemos acercar las posiciones”, ha insistido. “El Grexit no puede ser nuestro objetivo”, ha zanjado. “Ambos lados necesitan moverse y espero que esto ocurra. Estoy seguro que esto dependerá de las propuestas del Gobierno griego”, ha remachado.

Martin Schulz, que pidió el voto afirmativo de los griegos en el referéndum, ha dicho ahora que el NO tiene “muchas explicaciones” si bien ha dicho estar “muy triste” por el resultado. “Una es, estoy seguro, que el sufrimiento se ha vuelto insoportable para un número de griegos y tenemos que tener esto en cuenta”, ha subrayado. “Esto es una crisis política y económica”, ha avisado. “Necesitamos una solución a la crisis. La confrontación no es una solución”, ha agregado.