El primer ministro francés, Manuel Valls, considera que “existen las bases para un acuerdo para el rescate financiero de Grecia” y que la reestructuración de la deuda no debería ser “un tabú”.

“Francia está convencida de que no se debe afrontar el riesgo de una salida de Grecia de la zona euro”, ya que este desenlace tendría consecuencias para “el crecimiento y la economía mundial” tanto por motivos económicos como, “sobre todo, por motivos políticos”, declaró este martes Valls a la cadena de televisión RTL.

“Francia hace y hará todo lo posible para que Grecia siga en la zona euro”, prosiguió Valls, cuya interpretación sobre el referéndum del domingo difiere claramente de la de otros dirigentes europeos: “Los griegos no se expresaron a favor de una salida de la zona euro. Son un pueblo profundamente europeo”.

“No obstante, el primer ministro (Alexis Tsipras) debe asumir sus responsabilidades, debe presentar propuestas hoy en el Consejo Europeo y comprometer a Grecia en la vía de las reformas”, advirtió.

Alemania: “la reestructuración es imposible si se cumplen los tratados”

Por su parte, el ministro de Economía alemán, Wolfgang Schäuble, se ha mostrado “expectante” ante las nuevas propuestas del Gobierno de Syriza para negociar un nuevo programa de rescate, pero ha dejado claro que la reestructuración de la deuda que reclama Atenas “no es posible” si se cumplen los Tratados.

“Quien conoce los Tratados sabe que la reestructuración no es posible”, ha dicho el ministro alemán a la prensa en Bruselas, a su llegada a la reunión extraordinaria del Eurogrupo en la que los ministros deben discutir si abrir la puerta a la negociación de un tercer rescate, según ha informado la agencia Europa Press.

Schäuble ha recordado que en estos momentos no hay ningún programa en marcha de ayuda a Grecia y se ha mostrado “expectante” para conocer qué alternativas propone Atenas, tras el ‘no’ del referéndum griego a la última oferta de acuerdo de la troika. “Sin un programa no hay posibilidad de que la eurozona ayude a Grecia. Todo depende de la decisión del Gobierno griego”, ha asegurado.