La resaca del referéndum griego sigue notándose en las declaraciones de los políticos europeos. Uno de los más contundentes ha sido el italiano Matteo Renzi al asegurar que Europa no puede quedarse prisionera de los reglamentos y la burocracia.

Si nos quedamos quietos, prisioneros de los reglamentos y la burocracia, Europa está acabada“. Así de tajante se ha mostrado el primer ministro italiano, Matteo Renzi, que ha hecho una serie de reflexiones en su página personal de Facebook. Otra de las observaciones que ha hecho el político italiano es que “reconstruir una Europa diversa no será fácil después de lo que ha sucedido en los últimos años”.

Pese al halo de pesimismo que impregna el mensaje del primer ministro italiano, ha lanzado una idea esperanzadora al pedir que las reuniones de mañana martes del Eurogrupo y de los líderes de los países de la eurozona sirvan para “indicar una vía definitiva” para resolver la “emergencia” en Grecia.

Asimismo, el jefe del Gobierno italiano dijo que Grecia está “en unas condiciones económicas y sociales muy difíciles“, y expresó su deseo de que de las reuniones de mañana salga una orientación para resolver la situación del país heleno.

Por otra parte, y en relación con la Unión Europea, el primer ministro italiano declaró: “Desde hace meses estamos insistiendo en discutir no solo de austeridad y equilibrio, sino de infraestructuras, políticas comunes de inmigración, innovación, ambiente”. “En una palabra: política, no solo parámetros. Valores, no solo números“, ha defendido en un tono combativo.