El Gobierno alemán ha advertido este lunes de que, en estos momentos, no se dan las condiciones para que se negocie con Grecia un tercer programa de ayudas, pero ha añadido que “las puertas siguen abiertas” para el diálogo entre Atenas y los acreedores.

“A la luz de la decisión de los ciudadanos griegos”, ha declarado el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, en referencia al referéndum, “no se cumplen las condiciones para el inicio de negociaciones sobre un nuevo programa de ayudas”, según ha informado la BBC.

No obstante, “las puertas siguen abiertas”. “Grecia pertenece a la Eurozona y está en manos de Grecia y de su Gobierno que siga siendo así”, añadió.

El Gobierno alemán tampoco ha querido pronunciarse sobre la dimisión del ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis,. “No se trata de las personas, sino de los contenidos”, ha respondido el portavoz del ministro alemán Wolfgang Schäuble, citado por El País.

Por su parte, el jefe de economía internacional del Deutsche Bank, Stefan Schneider, ha declarado que las probabilidades de que Grecia abandone el euro son, en estos momentos, del 40 por ciento. Asimismo, en declaraciones recogidas por la BBC, Schneider ha explicado que el Banco Central Europeo probablemente espere a las decisiones que adopten mañana martes los ministros de la Eurozona antes de aprobar nuevos fondos extraordinarios para Grecia.