Con el 93% escrutado ya se puede hablar de una victoria aplastante del NO en el referéndum griego. Además, en la noche de referéndum ha dimitido el líder de la oposición Antonis Samarás y se ha convocado una reunión de urgencia de la eurozona para el martes.

A falta de la mitad del recuento, y a la espera de cifras oficiales, de momento hay una clara ventaja del NO (61%) sobre el SÍ (38%).

En este intervalo ha comparecido el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, afirmando que “con este NO vamos a tender una mano de cooperación con nuestros socios. Les vamos a llamar de uno en uno“. Además, durante su declaración ha añadido que “el FMI ha emitido un informe que indica que Grecia necesita una quita”. Finalmente ha mandado un mensaje de esperanza adviertiendo que “a partir de mañana los griegos empiezan a cerrar sus heridas”.

Otra de las grandes noticias que deja esta noche de referéndum es la dimisión de Antonis Samarás (Nueva Democracia), líder de la oposición, y que ante la victoria del NO ha decidido dejar el cargo después de haber sido el abanderado del SÍ.

Tras la aparición del líder de Nueva Democracia lo hizo el primer ministro griego, Alexis Tsipras. Ha manifestado que “hoy celebramos una victoria de la democracia, y mañana, juntos, vamos a seguir trabajando para salir de esta crisis con la creencia en el poder de la gente”. Además, ha insistido en que este respaldo debe servir para encontrar una solución sostenible junto a Europa. En este sentido ve primordial llegar a un acuerdo para no entrar en un círculo vicioso de austeridad. Más tarde ha agradecido en las redes sociales el apoyo del pueblo griego.

Diversas reacciones

Por el momento solo hay reacciones sobre el posible escenario al que se enfrenta Grecia a partir de mañana. El más inmediato, según cuenta el editor económico de la BBC, es que este NO traerá un efecto contagio en los mercados financieros.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha reaccionado al triunfo del NO con un mensaje contundente: “Hoy en Grecia ha ganado la democracia”.

El presidente de Francia, Francois Hollande, se reunirá mañana lunes con la canciller alemana, Angela Merkel, en París para analizar la situación en Grecia, según ha informado la Presidencia gala citada por la agencia estatal griega de noticias, ANA-MPA.

“El encuentro tendrá lugar en el marco de la constante cooperación entre Alemania y Francia en orden a contribuir a una solución sostenible para Grecia”, se lee en el comunicado del Elíseo.

Por otra parte, fuentes gubernamentales griegas han asegurado que el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, se ha entrevistado telefónicamente con Hollande.

El presidente de Italia (uno de los vecinos del sur de Europa que tendrá que poner sus barbas a remojar), Sergio Mattarella, ha pedido “respeto” a la decisión del pueblo griego y ha reconocido que la Unión Europea se enfrenta a un “escenario inédito que requiere de todos, en este momento, responsabilidad, previsión y visión estratégica “, según recoge el TeleGiornale Con24.

Por su parte, el ministro italiano de Economía, Pier Carlo Padoan, ha advertido a través de Twitter de que “las reformas y las inversiones son, en todos los países, la clave para recuperar el crecimiento sostenible” y ha asegurado que “Italia trabaja desde siempre por una Europa solidaria y más integrada. Esto era así ayer y lo seguirá siendo mañana”.

El ministro italiano de Exteriores, Paolo Gentiloni, ha afirmado, también en Twitter, que “ahora hay que recomenzar para buscar un entendimiento”, pero ha advertido de que “del laberinto griego no se sale con una Europa débil y sin crecimiento”.

En cuanto a las reacciones dentro de Grecia, el PASOK, partidario del Sí, ha expresado su apoyo a “la perspectiva de una solución viable” para el país y un parlamentario de Nueva Democracia ha reclamado la dimisión del líder del partido, y antiguo primer ministro, Antonis Samaras, según ANA-MPA.

Otros de los focos de interés reside en los críticos con la Unión Europea como concepto. Así, líder euroescéptico en Reino Unido, Nigel Farage, se congratula con la victoria del NO y el posible fin de la unión.